Formulario de búsqueda




8 de diciembre - 1886 Nace en Guanajuato el pintor mexicano Diego Rivera

Fecha: 
Sábado 08 de Diciembre de 2012

Es casi imposible saber la verdadera biografía de Diego Rivera. Fue un mito incluso mientras estaba vivo y, se dice, disfrutaba divulgando leyendas sobre su historia familiar, sus amores y sus aventuras. No hay, por ejemplo, ninguna prueba de que se haya unido a la lucha zapatista como afirmaba y si las hay de que a partir de 1911 y hasta 1920 Diego Rivera vivió en París. Tal vez, lo más sensato sea establecer algunos hechos y después dejarnos llevar por el mito del que fue uno de los tres grandes fundadores de la Escuela Muralista Mexicana que tenía, según sus propias palabras, “Corazón de multifamiliar”.
Diego María Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez, nació Guanajuato, Guanajuato, el 8 de diciembre de 1886, su casa natal, hoy convertida en museo que puede ser visitada. A los diez años su familia se trasladó a la Ciudad de México en donde empezó sus estudios de pintura; algunos años después estudió en la Academia de Bellas Artes de San Carlos, de la que fue expulsado en 1902 por participar en protestas.
Su formación clásica como pintor fue complementada por el arte popular en la influencia de José Guadalupe Posada en cuyo taller trabajó el joven Diego. A los 22 años tuvo su primera exposición tan exitosa que gracias a ella obtuvo una beca para estudiar en Madrid; durante su estancia en la ciudad hizo viajes a otros países europeos y se estableció en París en 1911. Los años siguientes los alternó entre México en dónde siguió exponiendo y viajes por Europa en donde siguió su formación tanto en las artes, en especial en técnicas de la pintura mural, como humanista.
En 1921, siendo presidente Alvaro Obregón, regresó a México y se dedicó a estudiar el arte azteca y maya; reunió una extensa colección de arte precolombino que se puede apreciar ahora en el Museo Anahuacalli. Junto a pintores destacados - Siqueiros y Orozco entre otros- fundó el Sindicato de Pintores, de donde saldría el movimiento muralista mexicano. En esa década Diego Rivera pintó, por encargo del gobierno, varios frescos - Escuela Nacional Preparatoria, Palacio de Cortés en Cuernavaca, Palacio Nacional y Palacio de las Bellas Artes de Ciudad de México, Escuela Nacional de Agricultura en Chapingo- en los que desarrolló su propio estilo en el que conjugaba las técnicas y conocimientos adquiridos con un sentimiento nacionalista.
En 1929 se casa con Frida Kahlo; esta relación tormentosa -se divorciaron y se volvieron a casar una segunda vez- marcó la vida y el arte de ambos. En palabras de Rivera “Yo no hubiera sabido a lo que puede llegar el heroísmo ante el dolor, la alegría a pesar del tormento, la ternura sin límite y el genio plástico en lo que tiene de más íntimo y directo, si no hubiera conocido a Frida Kahlo”. Su casa se convirtió en centro de reunión de intelectuales y políticos no sólo de México sino del mundo, con legendarias fiestas.
La política siempre fue una parte indispensable en la vida de Diego Rivera, simpatizó con el movimiento revolucionario y después con la causa socialista, fue uno de los fundadores del Partido Comunista Mexicano. Junto a Frida Kahlo albergó y mantuvo en su casa a León Trotsky a pesar de sus diferencias políticas y personales. Estas tendencias se reflejaron en su pintura junto a elementos de historia mexicana y a un realismo exaltado.
En los treintas pintó murales en San Francisco, Detroit y Nueva York en dónde su mural fue destruido por considerarlo comunista; además expuso en varias ciudades de Estados Unidos. Desde fines de esa década y hasta su muerte Rivera se enfocó a la pintura de caballete, pintando tanto retratos como paisajes en su estilo realista con exaltación de lo autóctono.
Diego Rivera murió el 24 de noviembre de 1957.

Enlaces relacionados

Créditos

  • Investigación: Lucy Virgen
  • Ilustración: Silvana Soffchi