Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Error message

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 in views_php_handler_field->render() (line 223 of /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Televisoras mexicanas sólo buscan rating a partir del sensacionalismo

Investigador de la UdeG dice que estos programas sólo entretienen y no educan

El amarillismo, el sensacionalismo, los antivalores, la irresponsabilidad y el chisme son las claves bajo las que se manejan los reality shows, con el fin de conseguir altos puntos de rating, ganar dinero y entretener.

Por lo tanto, son programas basura, ya que lejos de aportar a una mejor convivencia de la sociedad, sólo educan en cuestiones de antivalores y en la violencia, opinó el jefe del Departamento de Clínicas de Salud Mental, de la UdeG, José de Jesús Gutiérrez Rodríguez.

“Hay una teoría que dice que de observar se aprende. Una teoría de observación. Ese aprendizaje por observación, que puede ser inconsciente, lo que presentan las televisoras a la gente es una forma negativa de los problemas de la vida cotidiana. No presentan formas adecuadas de cómo resolver y enfrentar los problemas (...) explotan el morbo de muchas personas”.

Respecto al reality show que actualmente es transmitido por una de las principales televisoras mexicanas, Gutiérrez Rodríguez dijo que debe dirigir un mensaje positivo a los televidentes. Sin embargo, con base en otros programas que ha presentado este canal de televisión, es poco probable que lo haga.

“Lo que las televisoras privilegian es el rating, lo amarillo, lo alarmista y sensacionalista. Si bien es cierto que entretienen, eso educa, y la educación informal que están promoviendo, es una educación en antivalores”.

El especialista agregó que, generalmente, las personas que suelen ver reality shows, no tienen un alto nivel de formación educativa. El morbo y la curiosidad es lo que provoca que las personas sigan este tipo de programas.

“La principal preocupación de las televisoras no es educativa. La quieren disfrazar como una situación que puede orientar a la gente”, explicó el académico.

Este tipo de programas, comentó el especialista, aborda situaciones difíciles, como problemas familiares, infidelidad, deslealtad e irresponsabilidad. “Es lamentable que lo que presentan, es una visión negativa de la vida, una visión de lo indeseable, de lo cuestionable, en lugar de promover lo positivo”.

El académico del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) dijo que lo ideal es que los programas estén enfocados a plantear la resolución adecuada e inteligente de los problemas de la vida cotidiana.

Guadalajara, Jal., 21 de mayo de 2008
Texto: Wendy Aceves
Fotografía: Internet
Edición de noticias: LCC Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus