Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

6 de julio de 1905 – 110 aniversario del nacimiento de Juan O'Gorman

Ilustración dedicada a Juan O'Gorman con el estilo de su famoso mural de la Biblioteca de Ciudad Universitaria

Un gran arquitecto, un muralista creador de frescos y mosaicos innovadores en lo técnico y en lo temático, gran conocedor de historia, pintor de caballete excepcional, crítico de las injusticias de su tiempo, conversador de primer orden mitómano de charla amena, noviero y discípulo de Diego Rivera, un ser ciertamente difícil y adorable, que aseguraba que para él la vida había sido una fiesta (…)”, así describió el escritor y periodista Roberto Vallarino a Juan O´Gorman uno de los creadores mexicanos más representativos del Siglo XX.

Juan O´Gorman es considerado también por muchos “el padre joven de la arquitectura moderna en México". Estudió arquitectura en la UNAM, fue alumno destacado de Guillermo Zárraga y del ingeniero José Antonio Cuevas trabajó en las oficinas de los reconocidos arquitectos Carlos Tarditi, José Villagrán García y Carlos Obregón. A los veintinueve años, con su propio diseño funcionalista usado por primera vez en México, había ya construido treinta escuelas públicas y renovado veinte más. Dos años antes había diseñado ya la casa-estudio de Diego Rivera y Frida Kahlo. El mismo O´Gorman cuenta en su Autobiografía como recibió este encargo que cambió su vida haciéndolo famoso en todo el mundo.

“Recuerdo la ocasión en que tuve la audacia de pedirle a Diego Rivera que viera la casa que acababa de construir para que me diera su opinión. Tuvo la gentileza de ir a ver la casa, diciéndome que le gustaba mucho estéticamente. La opinión del maestro fue una sorpresa puesto que la casa se había construido para ser útil y funcional. Diego Rivera en ese momento, inventó la teoría de que la arquitectura realizada por el procedimiento estricto del funcionalismo más científico, es también obra de arte  inmediatamente me encomendó que le construyera una casa y un estudio”.

Sin dejar de construir se inició en el movimiento muralista experimentando con diversas técnicas: la biblioteca de Azcapotzalco fue pintada al temple en 1931,  siete años después pintó al fresco la historia de la aviación en el antiguo aeropuerto de la ciudad de México; dos de los tres paneles de este mural fueron destruidos como censura, ya que caricaturizaba a Hitler y Mussolini. México aún tenía relaciones diplomáticas con sus países. Aunque –dicen sus biógrafos- él se consideraba un pintor de paisajes, todas sus obras murales exhiben su conocimiento y preocupación por la historia nacional y fomentar la conciencia cívica:  en el ex Convento de  San Agustín de Pátzcuaro -convertida en biblioteca-  pintó un gran mural con la conquista de Michoacán y la evangelización de Vasco de Quiroga.

O´Gorman se retira poco a poco de la arquitectura a partir de 1935 -aunque colaboró años después con Diego Rivera en el diseño del Museo Anahuacalli- para privilegiar su obra plástica tanto mural como de caballete.

A pesar de haber sido un creador tan prolífico y diversificado la obra que define a Juan O´Gorman es el gigantesco mural exterior de la Biblioteca Central de la Ciudad Universitaria, en la capital mexicana. Diseñó e hizo la maqueta de 4.000 metros cuadrados  con representaciones históricas de las cultura mexicana en todas sus etapas: prehispánica, colonial, revolucionaria y moderna, hechas con diferentes piedras nativas del país que el mismo O´Gorman recolectó.Al mismo tiempo que supervisaba esta obra construyó su casa orgánica fantástica, que contenía sus ideas visionarias y sus fantasías  además de su admiración por Frank Lloyd Wright y Antonio Gaudí. Él y su esposa vivieron en ella hasta 1969, cuando la vendió como terreno y fue destruida.

Sus biógrafos y sus amistades coinciden que este fue el inició de su etapa depresiva, muy autodestructiva. Se sometió a una dieta de purificación, en la que sólo tomó agua durante 40 días -mientras leía a Tolstoi- lo que hizo que su salud física decayera irreversiblemente ya que tenía más de 70 años.  A partir de entonces hablaba compulsivamente de la muerte que planeo con la misma precisión que toda su obra, sin posibilidad de fallo.

Juan O´Gorman se quitó la vida el 18 de enero de 1982, a los 76 años de edad. Sus restos se encuentran en la Rotonda de las Personas Ilustres.

 

Enlaces relacionados

Créditos

  • Texto: Lucy Virgen.
  • Ilustración: Marco Sierra.

​CGTI - Unidad de Desarrollo de Procedimientos y Apoyo a los Sistemas de Gestión.

Fecha de publicación: 
Lunes 06 de Julio de 2015
Compartir en Google Plus