Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

13 de abril de 1906 - Nace el escritor, dramaturgo y premio Nobel Samuel Beckett

Retrato de Samuel Beckett con elementos de su obra Esperando a Godot- un articulo en su 110 aniversario

 

Mezcle una imaginación poderosa con una lógica hasta el absurdo; el resultado será una paradoja o un irlandés. Si el resultado fuera un irlandés obtendrá la paradoja como parte del paquete. Hasta el Premio Nobel de Literatura se divide algunas veces. Paradójicamente, esto pasó en 1969, un solo premio se otorga a un solo hombre, pero también a dos idiomas y a una tercera nación, en si misma dividida”.

Esta es el inicio de la presentación que hizo Karl Ragnar Gierow de la Academia Sueca, del Premio Nobel de Literatura a Samuel Beckett en 1969. Estos discursos sueles ser muy formales y elogiosas, pero Gierow un conocedor de la obra de Beckett, usó la ironía, el absurdo, y lo inesperado, constantes en la obra del escritor irlandés para la introducción a su premio. Se podría pensar que esta presentación le hubiera gustado a Beckett, pero –paradójicamente- envió a su editor a recibir el premio sin que hubiera una causa evidente, o expresa para esto.

 

Samuel Beckett, nació en Dublín en 1906 y se dice que es “un escritor, poeta y autor teatral irlandés” pero vivió la mitad de su vida en París y escribió la mitad de su obra en francés. Luego la tradujo – él mismo- al inglés; más tarde tradujo al francés la parte de su obra escrita originalmente en inglés. Puede leerse su obra completa en los dos idiomas con la seguridad de que pasó por el filtro de su autor; pero más allá que la lengua en la que fue escrita, la obra de Beckett mezcla las características asociadas a estos idiomas y nacionalidades. Tiene la sobriedad casi espartana irlandesa y el desenfado francés. La reflexión depresiva mezclada con frivolidad, todo en un tono absurdo que puede ser divertido.

 

Gracias a los recursos económicos de su familia Beckett pudo estudiar en París, en donde conoció a James Joyce y tradujo al francés porciones de la novela Finnegan´s Wake. En 1931 regresó a Dublín en dónde obtuvo una maestría, publicó un poema extenso Whorescope y un año después una colección de ensayos Proust. Al empezar la Segunda Guerra Mundial, Beckett se mudó a París buscando colaborar con la resistencia francesa; poco antes de la caída de la ciudad, huyendo de la Gestapo se mudó a Rousillot en el sur de Francia. Allí acompañado de su pareja Suzanne Dechevaux-Dumesnil, trabajó en el campo y escribió su novela Watts.

 

En los tres años después de la guerra – 1946 a 1949- Beckett escribió lo que se considera su trilogía narrativa Molloy, Muere Malone, y El innombrable, escritas en francés y luego traducidas al inglés. Escribió al año siguiente Esperando a Godot, que se publicó en inglés en 1954. Fue desde ese momento una obra básica del teatro del absurdo y una auténtica prueba de actuación para histriones en todo el mundo.

Beckett es uno de los grandes autores de la literatura inglesa del siglo XX, murió en 1989, escribiendo hasta sus últimos días. Su vida, obra y fama póstuma, comparten la misma paradoja e ironía; tiene fama de ser un autor difícil e incomprensible sin embargo las adaptaciones de Esperando a Godot, su obra más famosa, van desde la versión infantil en Sesame Street: Waiting for Elmo, hasta la puesta en escena dirigida por Susan Sontag en Sarajevo durante el sitio. En vida Beckett se negó a que Godot fuera llevada al cine, pero hoy cientos de versiones en varios idiomas e incluso con subtítulos al hebreo o al mandarín pueden encontrarse en internet.

A pesar de su negativa a ceder los derechos cinematográficos de su obra, él mismo hizo un experimento con el cine en 1967: escribió el guión e hizo la edición de un corto de 22 minutos titulado simplemente Film protagonizado por la estrella del cine mudo Buster Keaton. En 2015, 26 años después de la muerte de Beckett, el director norteamericano Ross Lippman rescata la historia de este experimento en el documental titulado Not film, que se estrenará hoy en Londres. Una muestra más, si hiciera falta, de la permanencia de la obra de Samuel Beckett.

 

Enlaces de interés

Créditos

  • Texto: Lucy Virgen
  • Ilustración: Marco Sierra

​CGTI - Unidad de Desarrollo de Procedimientos y Apoyo a los Sistemas de Gestión.

Fecha de publicación: 
Miércoles 13 de Abril de 2016
Compartir en Google Plus