Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

14 de febrero de 1542 - Aniversario de la fundación de Guadalajara / 12 de febrero de 1906 - Nace el músico y compositor Pepe Guízar

Articulo con motivo del 474 aniversario de la fundacion de Guadalajara y del nacimiento de Pepe Guízar autor de  la canción Guadalajara

Son mil palomas tu caserío...Guadalajara, GuadalajaraCaballeros yo ya tengo poblada la ciudad de Guadalajara en nombre de su Majestad; si hay alguna persona que lo pretenda contradecir, salga conmigo al campo, donde le pondré a batallar, lo cual se lo aseguro, porque en su defensa ofrezco morir, ahora y en cualquier tiempo, defendiéndola por el Rey, mi señor, como su capitán criado y vasallo y como caballero".

Por si las intenciones de Cristóbal de Oñate no hubieran quedado claras – refrendadas por la espada que tenía en la mano – lo repitió tres veces al grupo de españoles, portugueses e indígenas mexicas el 14 de febrero de 1542. El mismo grupo –alrededor de 180 personas- ya había cambiado el asentamiento de la ciudad tres veces antes, habían sufrido pérdidas humanas y materiales y tenían razones para desconfiar y retar las palabras del conquistador. Fue entonces cuando la señora Beatriz Hernández se paró y gritó: "Gente, aquí nos quedamos, el rey es mi gallo aquí nos quedamos a las buenas o a las malas". Sorprendidos, convencidos y tal vez amedrentados por la espada de Oñate, los pobladores vitorearon la decisión y procedieron a establecerse. Siguiendo el protocolo que dictaba la corona española ese mismo día celebraron una sesión de cabildo en la se nombró primer alcalde mayor a Don Miguel de Ibarra.

Este nuevo asentamiento, el definitivo, tenía muchas ventajas sobre los anteriores. El primero, parte de una estrategia militar, ya que debía servir como fuerte y para afianzar los territorios conquistados, se hizo en lo que hoy es el estado de Zacatecas. Estaba en un lugar muy accidentado y con poca agua por lo que los pobladores permanecieron allí solo un año entre 1532 y 1533. El nombre de la población fue elección de Beltrán Nuño de Guzmán, el conquistador y su fundador, en homenaje a su ciudad natal en España.

La población se cambió a Tonalá buscando mejores condiciones físicas, con más recursos naturales. Aunque este asentamiento no prosperó, fue en este momento cuando Guadalajara tuvo un estatus de ciudad y un escudo de armas concedido por Carlos I de España desde 1539. Hay varias teorías sobre la razón para mudar el asentamiento, incluso si fue por voluntad de los pobladores o por órdenes del virrey. Dos años después se establecieron en Tlacotán, en lo que hoy es el municipio del Ixtlahuacán del Río.

En esa zona, la población era constantemente atacada por los indígenas por lo que se reforzaron las defensas. Después de un ataque muy fuerte de siete días, en el que murió Pedro de Alvarado uno de los conquistadores de Tenochtitlán, se decidió volver a mudar el asentamiento. Los que integraban la ciudad cruzaron la barranca de Huentitán buscando un mejor lugar que encontraron, en un valle a la rivera de un río al que nombraron de San Juan de Dios. Así empezó la historia de Guadalajara.

El clima sin extremos y la abundancia de agua que impresionó a sus primeros pobladores, hizo de Guadalajara una ciudad próspera y buena para el comercio por su situación geográfica. Escritores y compositores han cantado sobre ella, pero la canción más popular, conocida en todo el mundo, es Guadalajara compuesta por Pepe Guízar.

Guadalajara tiene su canción

No se puede ser más tapatío que Pepe Guízar – José Guízar Morfín - que nació y vivió de niño en el barrio de San Juan de Dios el 12 de febrero de 1906. Su familia se mudó después a la ciudad de México en dónde hizo estudios de música.

Las composiciones de Pepe Guízar, que describen sin complicaciones y con nostalgia los lugares y cosas que él conocía, le concedieron el título de El pintor musical de México cuando trabajo en la radiodifusora XEW, el medio de comunicación más popular en México en los treinta. Actuó, siempre en el papel de un cantante, en seis películas entre 1938 y 1951, la llamada Época de Oro del Cine Mexicano. Esto le dio fama en todo el mundo.

Las canciones de Pepe Guízar son hoy tan populares como cuando fueron compuestas. Se puede pedir a cualquier marichi o grupo musical Guadalajara, Sin ti, Chapala, Soy tapatío o Arriba Jalisco y es seguro que la conocerán y cantarán con gusto. Sus canciones se oyen en películas que van desde El ciudadano Kane hasta Transformers y en series de televisión como The Unbreakable Kimmy Schmidt. Sus canciones son interpretadas no sólo por mariachis o intérpretes de música folclórica sino hasta por artistas pop y orquestas sinfónicas.

Sus últimos días los pasó en su casa de descanso en playas de Mocambo en Veracruz, declarando que ahí se refugiaba al lado de su amigo, el piano.  Pepe Guízar falleció en la Ciudad de México el 27 de septiembre de 1980, dejando un legado musical que las generaciones actuales las escuchamos como si las hubiera escrito ayer.

Enlaces relacionados

Créditos

  • Texto: Lucy Virgen
  • Ilustración: Marco Sierra

​CGTI - Unidad de Desarrollo de Procedimientos y Apoyo a los Sistemas de Gestión.

Fecha de publicación: 
Domingo 14 de Febrero de 2016
Compartir en Google Plus