Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

27 de agosto de 1870 - Nace Amado Nervo, poeta mexicano

Pocas personas en México - tal vez el actor Pedro Infante –  pero ningún poeta ni escritor han tenido funerales tan concurridos y fastuosos como los del poeta Amado Nervo: se calcula que unas 300 000 personas, una tercera parte de la población de la Ciudad de México, participaron en ellos. Sus restos transportados desde Montevideo, fueron escoltados por un barco argentino y otro cubano. Se celebraron ceremonias en su memoria en España, Brasil, Venezuela y Uruguay en dónde el Presidente de la República encabezó la ceremonia.

Este tipo de reacción se entendería en la época actual, en dónde la televisión y las redes sociales pueden elevar al instante la fama de una persona, pero esto ocurrió en 1919, cuando más de un tercio de la población nacional era analfabeta ¿cómo era conocido?, ¿de dónde venía su fama? Poetas y escritores modernistas, movimiento del que Nervo formó parte no alcanzaron nunca su reconocimiento. Este se debió a la conexión que estableció Nervo con los hispanoparlantes a través de declamadores que en ceremonias y aún en reuniones familiares repetían sus poemas, y los más célebres como Manuel Bernal lo hacían con discos desde el fonógrafo y el radio. Más tarde sus poemas se convirtieron en canciones que van desde El día que me quieras en voz de Carlos Gardel hasta En paz interpretado por Cornelio Reyna. Así frases como “el arquitecto de mi propio destino”, se han integrado al habla cotidiana y son un recordatorio diario del poeta.

Amado Nervo cuyo nombre completo fue José Crisóstomo Ruiz de Nervo nació en Tepic, Nayarit. Estuvo en el seminario 5 años pero no llegó a convertirse en sacerdote no se sabe si por decisión personal o por razones económicas; de cualquier manera su poesía se vio muy influenciada por su formación religiosa.
El primer trabajo de Nervo fue el periodismo, ejercido primero en Mazatlán y después en la Ciudad de México al tiempo que colaboraba con la Revista Azul y en la fundación de la Revista Moderna. Como corresponsal de El Imparcial vivió dos años en París  en dónde se hizo amigo del nicaragüense Rubén Darío, se relacionó con los poetas del grupo Parnaso y conoció a la mujer que marcó su vida: Ana Cecilia Luisa Dailliez.  Ella y su temprana muerte inspiraron la colección de poemas La amada inmóvil.

A su regreso a México al tiempo que seguía escribiendo con disciplina y constancia, trabajó como profesor e inspector de enseñanza y unos años después se integró al servicio diplomático mexicano. Trabajó en diferentes niveles en las embajadas en Madrid, Buenos Aires y en Montevideo en dónde murió en 1919 siendo embajador.

Aunque su obra poética es más conocida, Nervo escribió también cuentos. Amado Nervo recibió, y sigue recibiendo, críticas por su sentimentalismo, es hoy reconocido como el poeta imprescindible del modernismo mexicano.

Enlaces relacionados

Créditos

  • Investigación: Lucy Virgen
  • Ilustración: Marco Sierra
Fecha de publicación: 
Martes 27 de Agosto de 2013
Compartir en Google Plus