Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

25 de julio de 1821 - Aniversario del natalicio de Jacobo Gálvez, arquitecto, pintor y jalisciense ilustre

Clic para leer el articulo sobre el arquitecto del Teatro Degollado de Guadalajara

Jacobo Gálvez, arquitecto, pintor y fotógrafo, es considerado uno de los academicistas tapatíos más instruidos de su época. Nació el 25 de julio de 1821 y murió el 29 de junio de 1882, ambos sucesos en Guadalajara. Poca información se tiene de su niñez, pero se dice que, de adolescente realizó sus primeros estudios de dibujo, geometría práctica, arquitectura, escultura y pintura, impartidas por el arquitecto español, José Gutiérrez en la Academia del Instituto del Estado, fundado por don Prisciliano Sánchez, primer gobernador constitucional de Jalisco, lugar donde adquirió el gusto por las bellas artes. Sus estudios profesionales los realizó en la Ciudad de México, en la Escuela de Minas y en la Academia de San Carlos. Posteriormente,  viajó un tiempo por Europa y al regresar a Guadalajara trabajó de dependiente en una mercería. Aconsejado por el profesor de la Escuela de Bellas Artes, José Castro, se dedicó a la arquitectura principalmente, realizando los mausoleos en el panteón de Belén, para familias adineradas como Manuel Luna y Florentino Cuervo, y sus familiares cercanos, pero sin dejar la pintura que plasmó en muros y lienzos, como el Santo Cristo de la Capilla de la Fábrica textil de Atemajac; una efigie de Ignacio Mateo Guerra, primer obispo de Zacatecas; dos de Pedro Espinosa y Dávalos y, por supuesto, la cúpula del Teatro Degollado, edificio que él mismo diseñó con un estilo greco-romano y en el que plasmó su tendencia europeizante, muy de moda entre las clases altas del siglo XIX.

Es precisamente en esta época, después de muchos intentos de dotar a Guadalajara de un teatro digno de su población, donde se pudieran cultivar las bellas artes, el 12 de diciembre de 1855, Santos Degollado, el entonces gobernador del Estado, expidió un decreto que daría origen al Teatro Degollado, que originalmente se llamó Alarcón, -en honor a Juan Ruiz de Alarcón, dramaturgo mexicano de principios del S. XVII-, recinto que se ubicaría en la plazuela del ex claustro de San Agustín. Por tratarse de un proyecto liberal, algunos arquitectos importantes pero afines al clero, como Manuel Gómez Ibarra, se abstuvieron de participar, por lo que el proyecto de Jacobo Gálvez, fue el ganador, siendo aprobado por el Ayuntamiento, en sesión ordinaria el 30 de abril de 1856, evento en que firma el contrato para llevar a cabo la obra, realizando los planos y proyectos. Aunque un poco antes, el 05 de marzo de 1856, es colocada la primera piedra, con la bendición del canónigo J. Luis Verdía Durante.

Pero por con la guerra entre liberales y conservadores, obliga a suspender los trabajos el 9 de marzo de 1858, y con el triunfo de los conservadores, los liberales, entre los que se encontraba Gálvez, se vieron obligados a emigrar. Los imperialistas, dueños de la plaza y Leonardo Márquez, responsable de la misma, le pidieron a Jacobo Gálvez que regresara a terminar el teatro y así, el 3 de marzo de 1859, se pone la clave de la bóveda.

De vuelta el poder en manos de los liberales, el 12 de noviembre 1861, el gobernador Pedro Ogazón, al reanudar las obras, mediante un decreto decide cambiarle el nombre de Alarcón, por el de Teatro Degollado, en honor a su antecesor, Santos Degollado, quien había sido asesinado cinco meses antes.

El 6 de enero de 1864, con la llegada de las tropas francesas a Guadalajara, apoyadas por los conservadores, nuevamente se detiene la obra y se le devuelve el nombre de Teatro Alarcón. Precisamente este hecho es capturado por la cámara obscura que Gálvez trajo de su viaje a Europa -era un daguerrotipo en papel-, por lo que es considerado como el pionero de la fotografía en Jalisco. Para obtener esta importante fotografía histórica, se situó en los altos del portal para abarcar la antigua calle de Loreto, denominada ahora Pedro Moreno, por donde ingresaron al centro de la ciudad.

Entre avatares políticos y armados que obligaron a suspender la obra en varias ocasiones, y aún sin terminar, deciden inaugurar el Teatro Degollado la noche del 13 de septiembre de 1866, con la actuación de la compañía de ópera italiana de Annibale Biacchi, con la representación de Lucía de Lammermoor de Donizetti, interpretada la célebre actriz y cantante Ángela  Peralta.

Tanto su construcción como su ornamento, fueron realizados en distintas etapas, como la decoración de la bóveda, realizada en 1869, por el propio Gálvez en colaboración con Gerardo Suárez, con escenas inspiradas en el Canto IV de la Divina Comedia de Dante Alighieri.

De igual manera, en el transcurso de las distintas épocas, tuvo muchas intervenciones de ingenieros y arquitectos en su construcción y remodelación, lo que dio como resultado una mezcolanza de estilos hasta que, con motivo del centenario, apoyado por el entonces presidente de México, el Lic. Gustavo Díaz Ordaz y por decreto del gobernador en turno, el profesor Juan Gil Preciado, se realizó la primer gran remodelación por el Arq. Ignacio Díaz Morales, dándole el aspecto que tiene actualmente con el pórtico de 16 columnas de estilo corintio en imitación del Panteón de Agripa, edificado en Roma en el año 20 a.C. en el que resalta la fachada con su decoración: el frontispicio, (triángulo encima de las columnas), escultura en mármol travertino en el que están representados Apolo y las 9 musas de la mitología griega –Urania, Calíope, Erato, Terpsícore, Euterpe, Meipomene, Thalía, Polimnia y Clío -, conjunto escultórico realizado por el artista guanajuatense, Benito Castañeda. Así como la frase “Que nunca llegue el rumor de la discordia”, cuyo responsable fue el propio Díaz Morales que, según sus palabras fue una interpretación de un verso de un himno de Maitines: Nec nitis, horroret, insonet.

Según el Arq. Ignacio Díaz Morales, “el Teatro Degollado puede considerarse, además de su dimensión y condiciones, como un verdadero monumento tapatío”

Jacobo Gálvez dejó de existir casi en la miseria, a causa de una pulmonía fulminante, la tarde del 29 de junio de 1882. Le sobrevivieron su esposa doña Beninga Berruecos y sus hijos Francisco y Refugio. Como homenaje a su obra, se puede contemplar su estatua en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres en el centro de la ciudad de Guadalajara al cumplirse el primer centenario de la apertura del Teatro Degollado en el año de 1986.

 

 

Bibliografía

  • Belgodere, Francisco. El Teatro Degollado. Circunstancia histórica y social (A la memoria de Francisco de la Maza). Gobierno de Jalisco, México: 1990.
  • Díaz Morales, Ignacio. Teatro Degollado en: Mata Torres, Ramón. Iglesias y edificios antiguos de Guadalajara. Volumen V de los Cursos de Información sobre Guadalajara. Ayuntamiento de Guadalajara, Cámara Nacional de Comercio de Guadalajara. Guadalajara, Jalisco, México: 1979.
  • Hidalgo, Aurelio. El Teatro Degollado 1866 – 1896. Publicaciones del Gobierno del Estado. Guadalajara, Jalisco, México: 1966.
  • Muriá, José María, Coordinador General. Martínez Réding, Fernando, Coordinador de la obra. Historia de Jalisco. Tomo III. De la Primera República Centralista a la consolidación del porfiriato. Gobierno del Estado de Jalisco (UNED), Instituto Nacional de Antropología e Historia, Guadalajara, Jalisco, México 1981.
  • Muñoz Gómez, Daniel. El Teatro Degollado y la Gran Plaza Tapatía. El Convento de San Francisco. Guadalajara, Jalisco, 1984.
  • Montes de Oca y Silva, José, Páez Brotchie, Luis. El Teatro Degollado. “Año de las artes plásticas en Jalisco”. Ediciones del Gobierno del estado de Jalisco. Guadalajara, Jalisco, México, 1964.

Enlaces de interés

Créditos

  • Texto: María del Rocío González - Licenciada en Historia y experta en Historia de México
  • Ilustración: Marco Sierra
  • Fotografía del Señor de la Ascensión proporcionada por la Sacristía de la parroquia del Señor de la Ascención (también conocida como La Fábrica de Atemajac). 
  • Imágenes del interior del Teatro Degollado tomadas de un folleto de la Secretaría de Cultura de Jalisco.

​CGTI - Unidad de Desarrollo de Procedimientos y Apoyo a los Sistemas de Gestión.

Fecha de publicación: 
Martes 25 de Julio de 2017
Compartir en Google Plus