Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

95 mil toneladas de agroquímicos liberadas en México

Presentan libro Genética, ambiente y salud, con una serie de 13 investigaciones recopiladas por investigador del CUCBA

Al cultivar maíz suelen utilizarse 2.5 de kilógramos de plaguicidas por hectárea; las hortalizas requieren 3.5 kilogramos por hectárea, señaló Enrique Pimienta Barrios, jefe del Departamento de Producción Agrícola del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA). Aunque añadió que no se sabe a ciencia cierta la cantidad exacta de agroquímicos que se utilizan.
 
Hay agroquímicos que penetran a nivel celular; no se destruyen ni con temperaturas superiores a los mil grados centígrados, por lo que el investigador cuestiona cómo pueden ser eliminados esos productos -como plaguicidas, herbicidas y fungicidas- de los frutos.
 
Agregó que existe dependecia a los agroquímicos, pero que “no se trata de satanizarlos”, puesto que un “uso adecuado y eficiente” reduce los riesgos al consumirlos.
 
Exposición a los pesticidas
 
En el norte de México existen comunidades indígenas que se exponen a las fumigaciones de la hoja de tabaco, explicó Carlos Álvarez Moya, investigador del CUCBA y coordinador del libro: “No usan nada para protegerse, incluso hay algunos que mezclan el pesticida con la mano. Limpian los frascos de los pesticidas ya utilizados, y ahí vierten el agua que después toman”.
 
Daños que producen agroquímicos: envenenamiento directo, repercusiones genéticas, puede causar enfermedades, las cuales podrían derivar en cáncer, apuntó Álvarez Moya.
 
Genética, ambiente y salud es coeditado por CUCBA y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología del Estado de Jalisco (COECYTJAL). Participan investigadores de la UdeG, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del Centro de Investigación y Asistencia Tecnológica del Estado de Jalisco y de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), entre otras instancias.
 

Guadalajara, Jal., 17 de julio de 2013

Texto: Martha Eva Loera

Fotografía: Internet

Edición de noticias en la web: Andrea Martínez y Josué Márquez

Compartir en Google Plus