Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /wwwdata/home/www/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Acceso a internet da identidad y desarrollo a comunidades indígenas

  • Activistas y académicos participantes en la charla “Redes comunitarias de telecomunicaciones”, organizada este viernes por UDGVirtual, de la Universidad de Guadalajara.
  • Activistas y académicos participantes en la charla “Redes comunitarias de telecomunicaciones”, organizada este viernes por UDGVirtual, de la Universidad de Guadalajara.
  • Doctor Israel Tonatiuh Lay Arellano, investigador del Instituto de Gestión del Conocimiento y del Aprendizaje en Ambientes Virtuales.
  • Doctor Israel Tonatiuh Lay Arellano, investigador del Instituto de Gestión del Conocimiento y del Aprendizaje en Ambientes Virtuales.
  • Usuario utilizando computadora portátil.
  • Doctor Israel Tonatiuh Lay Arellano, investigador del Instituto de Gestión del Conocimiento y del Aprendizaje en Ambientes Virtuales.
Proyectos comunitarios han dado autonomía en el acceso a la información a grupos indígenas

El acceso a internet permite a las comunidades indígenas fortalecer su identidad y generar proyectos de desarrollo social a mediano y largo plazos, coincidieron activistas y académicos participantes en la charla “Redes comunitarias de telecomunicaciones”, organizada este viernes por UDGVirtual, de la Universidad de Guadalajara.
 
El doctor Israel Tonatiuh Lay Arellano, investigador del Instituto de Gestión del Conocimiento y del Aprendizaje en Ambientes Virtuales (IGCAAV), dijo que las comunidades indígenas han adaptado su concepto de autonomía a esta tecnología para gestionarla según sus necesidades.
 
“Ellos lo entienden como la capacidad de decidir qué hacer con internet, porque no quieren pelearse con la tecnología. No es sólo un asunto de conexión, sino de cómo se organizan y qué hacen con esa tecnología, tanto para propósitos educativos como comerciales”, aseguró.
 
Afirmó que en algunos sectores hay quien aún cree que no es necesario llevar el internet a los indígenas, “para qué lo necesitan”, se preguntan. Por ello, es importante cuestionar “quién decide qué municipios deben de tener internet y a cuánta velocidad”.
 
Expuso el caso de una comunidad en el Municipio de Villa Talea, Oaxaca, donde comenzaron con banda de telefonía celular experimental, luego de que la compañía Telcel les solicitaba una carretera y tener disponibles postes para poder brindarles el servicio. Esta tecnología resultó práctica para la comunidad y la subsidiaron mediante cuotas de 25 pesos mensuales para hacer llamadas.
 
En 2016, la comunidad logró la concesión formal de cuatro megahertz para ofrecer servicio de llamadas y de internet de hasta 4G con esta misma banda, por lo que hoy pueden dar servicio no sólo a su localidad, sino a 48 municipios de Chiapas, 29 en Guerrero, 164 en Oaxaca, 61 en Puebla y 54 en Veracruz.
 
“El reto es llegar a los 10 mil usuarios de comunidades indígenas, aunque se requiere de una inversión mayor, que es donde están atorados ahora; además de la competencia de tener cerca a Movistar, que llegó con todas las facilidades del ayuntamiento y, además de paquetes, ofrece los aparatos telefónicos más novedosos”, explicó Lay Arellano.
 
En conferencia a distancia, el doctor Luis Alvarado Pascacio, del Colegio de Bachilleres de Chiapas, explicó que desde 2006 han tratado de llevar conexión a las comunidades para que los habitantes aprovechen la tecnología como una herramienta de apropiación cultural.
 
 
“Los chicos en la preparatoria se sintieron identificados cuando empezaron a usar símbolos e información regional en sus trabajos”; esto los motivó a continuar con el proyecto, comentó.
 
En el Municipio de Abasolo, Chiapas, la comunidad aprovechó la señal satelital de una empresa estadounidense que consiguió una de las familias para colocar nodos o antenas en las casas y escuelas y expandir la señal de internet, que ahora abarca hasta 40 por ciento del poblado. El costo es subsidiado por todos los usuarios, quienes además están comprometidos a dar mantenimiento a sus antenas, según explicó Néyder Domínguez Hernández, miembro del colectivo Ik ta Kóp.
 
Este colectivo ha buscado que el acceso a internet propicie el desarrollo a largo plazo, involucrando a las personas de la localidad en la formación de una comunidad virtual, que los lleve a usar sus habilidades para el autoaprendizaje.
 
“Buscamos que las personas tengan las habilidades digitales no como un servicio, sino como el aprovechamiento de la tecnología, que sepan desde cómo funciona una laptop, un teléfono celular e internet, incluso cómo repararlo para que la red sea prescindible de nosotros como colectivo, que sea un proyecto a largo plazo”, explicó Domínguez Hernández.
 
 
A T E N T A M E N T E
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jal., 20 de octubre de
 2017
 
Texto: Mariana González
Fotografía: David Valdovinos

Compartir en Google Plus