Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /wwwdata/home/www/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Analizarán el futuro de la relación entre educación y trabajo

  • Rueda de prensa para presentar pormenores del seminario/conversatorio “El futuro de las relaciones entre educación y trabajo”, próximo a efectuarse.
  • Doctor Adrián Acosta Silva, profesor investigador del Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo (CEED) del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), participando en rueda de prensa.
  • Doctor Adrián Acosta Silva, profesor investigador del Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo (CEED), con micrófono en mano, haciendo uso de la voz.
  • Doctor Jordi Plans Coll, profesor e investigador del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) de la Universidad de Guadalajara,  haciendo uso de la palabra.
  • Doctor Jordi Plans Coll, profesor e investigador del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), participando en rueda de prensa.
Universidades deben de enseñar a aprender para adaptarse al campo laboral

El 25 por ciento de quienes estudiaron una carrera universitaria en los países industrializados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) –lista que incluye a México–, trabajan en lo que estaba previsto que así lo hicieran por su formación, y 75 por ciento restante en lo que no estaba previsto, afirmó el doctor Jordi Plans Coll, profesor e investigador del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), de la Universidad de Guadalajara.
 
Este fenómeno no tiene un significado negativo. No es cierto que eso signifique que sean unos fracasados. “Eso no es realidad. Muchos tienen trabajos bien pagados”, aseguró el especialista en rueda de prensa para anunciar el seminario/conversatorio “El futuro de las relaciones entre educación y trabajo”, que tendrá lugar el 20 y 21 de julio en Casa Zuno y en la Sala de Gobierno del CUCEA.
 
Señaló que las universidades deben de tener una mentalidad más abierta, y estar conscientes de que forman nutriólogos, por ejemplo, pero que no necesariamente este profesional va a trabajar en lo que se preparó.
 
Las instituciones de educación superior deben de preparar estudiantes para aprender y con la capacidad de adaptarse a un mercado laboral en constante cambio.
 
Plans Coll detalló que la universidad no es sólo para jóvenes. 20 por ciento de los estudiantes en México no tiene la edad convencional (18 a 23 años, en el caso de las licenciaturas). Esto implica que tienen que organizarse de otra manera, ya que esa población tiene más responsabilidades, un trabajo y, probablemente, hijos. Calculó que más de 50 por ciento de los estudiantes universitarios trabajan mientras estudian.
 
Las instituciones de educación superior, aún en posgrado, enfrentan el reto de adecuar los horarios de los estudiantes que desempeñan un trabajo, son amas de casa, madres y tienen otras actividades, así como los tiempos de conclusión de una carrera universitaria.
 
Externó que las universidades no pueden formar de la misma manera a estudiantes con experiencia laboral y a quienes no la tienen. Uno de sus retos es compaginar la formación con la experiencia, lo que ya se hace en algunas universidades francesas.
 
El profesor investigador del Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo (CEED) del Centro de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), doctor Adrián Acosta Silva resaltó la importancia de tener una educación universitaria, ya que la población con más escolaridad es la que tiene mayores posibilidades de adaptación en el caso laboral.
 
Señaló que en México la mínima escolaridad que debe tener una persona, de acuerdo con la Constitución, es de doce años. Sin embargo, la realidad es muy distinta, pues el promedio de escolaridad es de ocho años, agregó Acosta Silva.
 
“Si en México la mayoría de la población mayor de edad no ha alcanzado los años mínimos de escolaridad reconocidos como derecho, le va a ser difícil incorporarse y adaptarse a los cambios en el mundo del trabajo”, agregó.
 
De acuerdo con datos del INEGI, el promedio de escolaridad de las personas ocupadas es de 9.8 años. El promedio de escolaridad de los que trabajan es mayor al general de la población, y aún ésta no alcanza los mínimos reconocidos como derecho.
 
En el seminario/conversatorio, a desarrollarse en Casa Zuno y en el CUCEA, un grupo de expertos analizará las tendencias de las relaciones entre educación y trabajo en el mundo contemporáneo, así como sus escenarios, implicaciones y posibilidades.
 
Algunos participantes son los doctores Eduardo Backhoff, consejero presidente del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE); el doctor Roberto Rodríguez Gómez, académico de la UNAM y por parte de la UdeG, Ricardo Pérez Mora y Christian M. Sánchez Jáuregui, ambos del CUCEA.
 
 
A T E N T A M E N T E
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jal., 17 de julio 2017

 
Texto: Martha Eva Loera
Fotografía: Gustavo Alfonzo

Compartir en Google Plus