Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Bajo nivel escolar entre los policías impide buen funcionamiento

La ciudadanía muestra desconfianza ante los cuerpos de seguridad

Un estudio presentado esta mañana por el abogado general de la Universidad de Guadalajara, Francisco Javier Peña Razo, durante el IV Congreso de participación ciudadana en prevención del delito y seguridad pública, revela que los miembros de seguridad pública de las corporaciones policíacas en el estado de Jalisco tienen un bajo nivel escolar: solo 2.5% tiene alguna licenciatura, nueve por ciento terminó el bachillerato, 44% terminó la secundaria y 18% tiene terminada la primaria.

Durante su conferencia: Diagnóstico de las regiones de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Jalisco, Peña Razo señaló que este bajo perfil escolar y de educación de los policías, les impide tener mejor criterio para desempeñar su trabajo con eficiencia. “Los dirigentes de las corporaciones policíacas necesitan contar con una licenciatura o maestría, además de su experiencia en su actividad para dirigir una corporación y evitar así que sea el compadre del presidente municipal quien esté al frente de la seguridad pública de su municipio o región”.

Otra causa de la deficiente labor de los cuerpos de policía es “la inseguridad laboral que ellos viven, pues en algunos casos cada tres o seis años pueden quedarse sin trabajo, entonces ¿qué caso tienen que los preparen gente de Israel o de Estados Unidos porque al año siguiente los pueden correr de sus trabajos? Por lo tanto, es necesario otorgarles certeza de que van a tener trabajo lo que también puede motivarlos a prepararse mejor”.

Además la percepción de los policías por parte de la población es bastante mala, pues 39% de los encuestados mostraron desconfianza hacia los cuerpos de seguridad, pues según el latinobarómetro, la gente prefiere irse con un grupo de jóvenes que ir a preguntarles algo a los miembros de una patrulla. Además de que la percepción de la gente es que los primeros violadores de los derechos humanos son los mismos policías.

“En México el Sistema Nacional de Seguridad Pública está en pañales. Es necesario una política integral en materia de seguridad con varios ejes principales: prevención del delito; procuración y administración en justicia, con planes de reeducación en las cárceles del estado, y una buena política de reaserción social para quienes salen a las calles que, muchas veces, por la discriminación que sufren, tienen que volver a delinquir para sobrevivir”.

Guadalajara, Jal., 25 de septiembre de 2009
Texto: Juan Carrillo Armenta
Fotografía: Adriana González
Edición de noticias: LCC Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus