Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Disminuyen las infecciones de transmisión sexual en los jóvenes

Investigador del CUCS asocia la educación sexual con la disminución de infecciones

Las infecciones de transmisión sexual aparecen más en los jóvenes debido a que son los que mayor actividad sexual tienen y no precisamente, por falta de educación, según expuso el doctor Osmar Matsui Santana, jefe del Departamento de Salud Pública en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), de la Universidad de Guadalajara (UdeG). 

Las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes en los jóvenes de entre 25 y 35 años, -que es la etapa de su vida sexual más activa- son principalmente el virus del papiloma, sífilis, gonorrea así como herpes genital.

Según las estadísticas demostradas en su investigación sobre la educación sexual en Jalisco, estas tres últimas enfermedades “de 1990 a 1999 disminuyeron, y del año 2000 a lo que va del 2009, continuaron a la baja”.

El doctor asocia este fenómeno con el tipo de educación que reciben los jóvenes tanto en las escuelas como en el hogar. “Hubo una reforma educativa… a partir de 2003 ya hay libros más específicos sobre sexualidad, y con eso, los adolescentes comenzaron a preguntar sobre esos temas a los padres y también aumentó la educación sexual en la familia hasta en un 30 por ciento de lo que era antes”.

Otro indicador, apuntó el investigador, es el uso del preservativo. “En el 98, el 15 por ciento de los estudiantes de 20 años, encuestados en el CUCS, utilizaban condón en el 100 por ciento de sus relaciones sexuales. Diez años después, es el 37 por ciento quienes lo usan, ya existe conciencia sobre la prevención de las enfermedades”.

Además, el doctor Matsui Santana especificó que algunas enfermedades como el herpes y el papiloma se transmiten también por alguna otra vía que no sea meramente por contacto sexual. “Puede contagiar la madre al hijo en el momento del parto, o por algún objeto infectado con el que se tenga contacto, como el jabón que no se enjuaga bien y se vuelve a usar, o las toallas para secarse el cuerpo… pero esas cuestiones no se mencionan mucho en la educación”.

La alternativa para seguir disminuyendo las infecciones de trasmisión sexual, según la opinión del especialista, “es educar a la población desde niños, sobre esas enfermedades para que estén consientes y las prevengan. La sexualidad tiene que verse no como una cuestión reproductiva únicamente, ni “genitalizada”; tiene que verse desde un aspecto integral donde se tomen en cuenta las cuestiones de género, de la afectividad, del erotismo, de la reproducción y la salud reproductiva… hay que reconocer que la sexualidad existe desde antes de nacer, y que somos entes sexuados y sexuales”.

Guadalajara, Jalisco, 10 de julio de 2009
Texto: Araceli Llamas
Fotografía: Internet
Edición de noticias: LCC Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus