Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Doce cirugías se realizaron en clínica de valoración de niños con quemaduras

  • En invierno incrementa el número de casos de niños quemados
En invierno incrementa el número de casos de niños quemados

Dentro de la Clínica de valoración de niños con quemaduras graves de los hospitales Shriners, de Galveston, Texas y Civil de Guadalajara, se realizaron este jueves y viernes doce cirugías. La clínica fue encabezada por el doctor Ariel Miranda Altamirano, jefe de la Unidad de Atención a Niños Quemados del Hospital Civil “Juan I. Menchaca”.
 
Detalló que en promedio, en cada clínica son revisados entre 100 y 120 pacientes. En esta ocasión hay registrados 105 pacientes para ser valorados este sábado. Por lo general, las quemaduras que presentan son graves y requieren procesos quirúrgicos constantes. Las edades de los pacientes atendidos llegan hasta los 24 años, pero la gran mayoría son niños.
 
Miranda Altamirano detalló que desde 1999 existe un convenio de colaboración con el hospital texano, y explicó que atender a niños con quemaduras graves implica, además,  revisar cómo evoluciona el paciente y darle seguimiento a su integración familiar, escolar, en el trabajo y aspectos psicológicos, que son muy importantes para asegurar una buena calidad de vida de los pacientes.
 
El doctor Ludwick Bransky, especialista del Hospital Shriners de Galveston, detalló que alguien que sufre quemaduras graves debe tener seguimiento médico por más de cuatro décadas, a fin de asegurar una calidad de vida adecuada.
 
El doctor Michael Serguiou, especialista del mismo hospital, destacó que desde el año 1999 se han realizado, en conjunto con el Hospital Civil de Guadalajara, un total de 31 clínicas. En cuanto a clínicas quirúrgicas, de acuerdo con información proporcionada por el Hospital Civil de Guadalajara, se han realizado un total de 18.
 
Miranda Altamirano agregó que una de las quemaduras más frecuentes es por escaldadura, es decir, por contacto con líquidos calientes. En las temporadas de frío se incrementa el número de pacientes con quemaduras, por la necesidad de cocinar alimentos con fuego, y resaltó que hay una elevación en la incidencia de quemaduras por globos de material sintético, que llevan una vela dentro. “En los últimos tres meses hemos tenido cinco casos por esta causa. El globo se eleva, revienta y puede caer sobre un niño el material caliente”.
 
Explicó que en invierno se incrementa el número de casos de niños quemados. En diciembre y enero acuden alrededor de 50 a recibir atención, contra 15 a 20 en verano. Trascendió que para el próximo año se espera poder contar con un nuevo espacio para la Unidad de Atención a Niños Quemados. Actualmente esta cuenta con seis camas, pero podrían incrementar a nueve.
 
A T E N TA M E N T E
“Piensa y Trabaja”
“Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco”
Guadalajara, Jal., 6 de diciembre 2014
 
Texto: Martha Eva Loera
Fotografía: Internet

Compartir en Google Plus