Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /wwwdata/home/www/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Dramaturgo colombiano Felipe Botero imparte taller a estudiantes de teatro de UdeG

  • El dramaturgo Felipe Botero fue entrevistado en las instalaciones de CUAAD
  • El dramaturgo Felipe Botero  es originario de Bogota
  • El dramaturgo Felipe Botero contempla la puesta en escena “El ausente” en el Teatro Vivian Blumenthal
  • Felipe Botero cuenta su experiencia a los estudiantes del CUAAD
  • estudiantes de la licenciatura en Artes Escénicas para la Expresión Teatral
  •  doctor Carlos Vázquez Lomelí es el Jefe del Departamento de Artes Escénicas del CUAAD
Este encuentro contempla la puesta en escena “El ausente” en el Teatro Vivian Blumenthal, producida por el CUAAD Artes Plásticas

Vomitar lo que sucede en la realidad es el objetivo del teatro. Esta bella arte, que se transforma tanto en México como en Colombia, tiene puntos de encuentro que el dramaturgo Felipe Botero pretende encontrar en su visita al Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la Universidad de Guadalajara (UdeG).
 
Este 21 y 22 de junio, en la sede de Artes Plásticas del plantel, el originario de Bogotá presenta una serie de charlas y talleres con estudiantes de la licenciatura en Artes Escénicas para la Expresión Teatral.
 
Él no lo asume como tal, pero viene a Guadalajara para aportar su experiencia, por ser uno de los integrantes de la movida colombiana conocida como la Primavera Teatral Bogotana, que se refiere a la bonanza escénica que se ha caracterizado por ser un teatro que apuesta por la innovación de discursos, formatos y espacios que los acogen.
 
“Más que aportar algo, vengo a conocer qué me dan los estudiantes de la UdeG, y a compartir experiencias, porque al final la socialización de los procesos se vuelve necesaria. Sobre la primavera teatral, que asumo con mucho cariño, habla sobre una especie de nueva ola de voces en la dramaturgia, que eran más independientes. Hablar de lo novedoso no siempre es lo más joven, pues entre los dramaturgos que la incluyen hay gente de distintas décadas”, comentó.
 
Sobre la influencia de México en las artes colombianas, dijo que es fundamental; pues el imaginario plástico, musical y audiovisual fue esencial para la conformación de la identidad de este país.
 
“Cuando ves las primeras películas colombianas eran muy mexicanas, por sus escenarios, casi nos adjudicamos a los mariachis –comentó riendo–. Incluso, cuando ves el trabajo de Fernando Botero, cuando pintaba a flacos, ves los colores mexicanos, y claro hay que entender que la primera academia de bellas artes en Latinoamericana era la de México. Somos un país de enormes influencias que evidencia nuestra multiculturalidad”, refirió.
 
Expresó que algunas nuevas voces del teatro mexicano que son apreciadas en su país, son las de Alejandro Ricaño, Teófilo Guerrero y Jaime Chabaud, éste último ha incentivado que los creadores colombianos desarrollen más trabajos. 
 
“Somos un país que se ha dado cuenta de que tiene una deuda enorme con el público, no por falta de contenidos, sino por falta de estrategias para atraerlo. Es indispensable que se haga teatro en espacios no convencionales, que den cuenta de nuevas temáticas y formación de público. La dramaturga siempre ha sucedido en Colombia, pareciera que en algún momento se escondieron, pero siempre han estado dentro de los procesos de creación colectiva. Venimos a charlar de todo esto con los estudiantes”, subrayó.
 
El Jefe del Departamento de Artes Escénicas del CUAAD, doctor Carlos Vázquez Lomelí, dijo que la vinculación con Botero se remonta a años atrás, cuando trabajó en un proyecto de creación e investigación sobre una escena de una obra. Fue así cuando llegó a sus manos el texto de El ausente, escrita por el colombiano.
 
“Reuní a un grupo de personas para trabajar en Bogotá, en la Universidad Distrital, sobre un tema que detonara la acción de los personajes de la obra por medio de una ‘escena fantasma’. Teníamos que documentar el proceso de formación metodológica con los actores. Nos presentaron al dramaturgo Botero, quien vio nuestro ejercicio y cómo adoptamos el tema a la desaparición forzada”, recordó.
 
Vázquez Lomelí adaptó la “escena fantasma” a Jalisco, que fue lo que llamó la atención de Botero, y así fue como inició el acercamiento.
 
Dicha obra, El ausente, será exhibida gratis el próximo domingo 24 de junio en el Teatro Vivian Blumenthal, a las 18:00 horas, bajo la dirección será de Vázquez Lomelí y la participación de estudiantes del CUAAD. El inicio de esta representación será puntual y tendrá la presencia de su autor, quien asegura que tiene mucha expectativa por ver cómo se hizo la adaptación en México.
 
El ausente cuenta que después de diez años, tres hijas se preparan para recibir a su padre, que ha estado perdido. Su llegada alterará el orden que se ha establecido en la extraña cotidianidad. Es una obra que se escribió en 2010. Aborda el tema de la violencia, y me interesa ver cómo será la obra con el acento mexicano que tiene mucho que decir al respecto. Ojalá el teatro sirva para vomitar eso que sucede en la realidad”, explicó Botero.
 
El académico del CUAAD dijo que espera que los jóvenes aprovechen el conocimiento y experiencia de Botero, quien combina la actuación y la escritura teatral.
 
“La dramaturgia se tiene que rescatar, tenemos que seguir buscando la forma de hablar de nosotros como sociedad, y sí hacen falta dramaturgos, pero es necesario que nos pongamos las pilas entre los hacedores de teatro y quienes escriben las obras”, recalcó.
 
 
A t e n t a m e n t e
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jal
isco, 21 de junio de 2018
 
Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Fernanda Velázquez

Compartir en Google Plus