Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Impartió el jefe de gobierno del D.F. conferencia sobre la efectividad de las políticas públicas

El país necesita innovación y un cambio en la correlación de fuerzas para salir de la mediocridad: Marcelo Ebrard

Estamos en una época en que académicos e intelectuales, analistas de todos los tintes y medios de comunicación, pero sobre todo la ciudadanía, expresan una grave insatisfacción por los resultados de la clase política para resolver los problemas de la población.

Esta es la premisa con que Raúl Padilla López, presidente de la FIL y del Consejo Consultivo del Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo de la UdeG, introdujo la presentación a la conferencia magistral “Servidores públicos efectivos para lograr gobiernos efectivos”, impartida el día de ayer por el jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Existen opciones diferentes para los partidos políticos y el gobierno, para enfrentar el descrédito de la política, a la autoritaria que pretende imponer su intolerancia y el pensamiento único, arguyó Padilla López, como  “la de dar la cara a los problemas y reconocer autocríticamente las limitaciones de sus propias actuaciones” .
 
En este sentido, afirmó que el Distrito Federal, y su jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, “decidió enfrentar el descrédito que pesa sobre los funcionarios, haciéndose cargo de que su ingreso, promoción y permanencia en los puestos, sea con base en el mérito, poniendo fin a la discrecionalidad que ha padecido en todos los niveles para integrar los equipos de gobierno”, y que a través de un proceso de formación y actualización, se ha preocupado por “promover y aplicar las mejores prácticas internacionales para obtener políticas públicas de impacto social positivo, es decir, que resuelvan los problemas de la población”.

           Marcelo Ebrard, inició su exposición sobre los logros y retos del gobierno del Distrito Federal, comentando que “formamos una escuela de administración en nuestra ciudad, para fortalecer, especializar y establecer procedimientos que permitan que el servicio público sea cada vez mejor”.  Este ejercicio, añadió, va hacia la selección de los altos funcionarios del gobierno y la modernización de las prácticas políticas en toda la administración pública.

Con este afán, comentó que se llevó a cabo un diagnóstico cuyo objetivo era conocer el fin de las acciones y las políticas que están a cargo del gobierno del Distrito Federal, identificándolo para garantizar el pleno ejercicio de los derechos de las personas que viven o transitan por la ciudad de México.  A raíz de esto, se realizó un programa, que consta de 2000 líneas de acción para alcanzar este objetivo, y preparar la administración pública para lograrlo.

Debido a la magnitud y la ambición del programa, Ebrard Casaubón dijo que “nos estamos concentrando en cinco cosas; la primera es desigualdad y exclusión; la segunda es cambiar y acelerar la economía, en particular a través de la innovación; la tercera es la sustentabilidad de la ciudad, en particular en dos rubros: la movilidad urbana y el sistema de distribución del agua”.

El cuarto tema es espacio público y comunidad, “para lograr que en la ciudad de México los niños y las familias vuelvan a salir a la calle”; mientras que el quinto: la seguridad, “es un resultado de los anteriores”, afirmó Marcelo Ebrard.

Para alcanzar estos objetivos, especificó el jefe de gobierno del D.F., se requieren resolver tres requisitos, como cambiar la naturaleza del servicio público, lo que implica mayores niveles de transparencia, trabajar con la sociedad civil y el desarrollo de objetivos transversales complejos y agregados. El segundo es aumentar los recursos, ya que “tenemos un estado nacional muy débil en términos de recaudación fiscal, porque no se ha tenido la resolución y la correlación de fuerzas para cambiar los privilegios fiscales en el país”. Por último, señaló la necesidad de una creciente participación ciudadana, que implica una demanda creciente sobre los servicios públicos.

Finalmente, sobre la situación del país, concluyó que “estamos en una mediocridad impresionante, necesitamos urgentemente un programa ambicioso a nivel nacional, necesitamos innovación y una cambio en la correlación de fuerzas que es marcadamente, a favor de las fuerzas conservadoras”.

Guadalajara, Jal., 30 de noviembre de 2009
Texto: Alberto Spiller
Fotografía: Adriana González
Edición de noticias: Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus