Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

En Jalisco hay crisis de agua: especialista de la UdeG

  • Rueda de prensa para analizar el cambio climático y la crisis de agua en la zona metropolitana de Guadalajara
  • Profesor de la División de Ingenierías e Innovación Tecnológica, del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), doctor Hermes Ulises Ramírez Sánchez, haciendo uso de la palabra durante rueda de prensa
  • Profesor de la División de Ingenierías e Innovación Tecnológica, del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), doctor Hermes Ulises Ramírez Sánchez, haciendo uso de la palabra durante rueda de prensa
  • Coordinadora de la Maestría en Ingeniería del Agua y la Energía del CUTonalá, doctora Aída Lucía Fajardo Montiel, haciendo uso de la palabra durante rueda de prensa
  • Coordinadora de la Maestría en Ingeniería del Agua y la Energía del CUTonalá, doctora Aída Lucía Fajardo Montiel, haciendo uso de la palabra durante rueda de prensa
  • Coordinadora de la Maestría en Ingeniería del Agua y la Energía del CUTonalá, doctora Aída Lucía Fajardo Montiel, haciendo uso de la palabra durante rueda de prensa
En la actualidad, cada habitante emplea 360 litros de agua por día en México

Jalisco enfrenta una crisis de agua superficial y subterránea, y prácticamente todo el Estado registra algún grado de estrés hídrico, que se refiere a la disponibilidad y demanda del recurso, advirtió el profesor de la División de Ingenierías e Innovación Tecnológica, del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), doctor Hermes Ulises Ramírez Sánchez.
 
Recordó que esta situación es mundial. 97.5 por ciento del agua es salada; el resto, es decir, 2 por ciento, está en glaciares; el .4 por ciento está en aguas subterráneas de difícil acceso, y sólo .1 por ciento está disponible, lo cual habla de la escasa reserva del líquido.
 
Ramírez Sánchez apuntó que “una gran cantidad del consumo de agua en este país viene de aguas subterráneas. En 1975 teníamos aproximadamente 16 acuíferos sobreexplotados; hoy se considera que tenemos 105 acuíferos sobreexplotados, según la Comisión Nacional del Agua”, que es empleada primero, para agricultura, seguido de suministro a ciudades y tercero, en la industria.
 
Durante una rueda de prensa este viernes, el especialista consideró que, a pesar de esto, en México el consumo de agua es alto. En la actualidad cada habitante emplea 360 litros por día. En 1955 se consumían 40 litros, y en 2012, 260 litros por persona diariamente.
 
Añadió que el estrés hídrico está presente en todo el Estado, a excepción de la zona costera, donde hay más disponibilidad. Las dos zonas más afectadas son Norte y Altos. No obstante, reconoció que “eso no quiere decir que las demás no lo presenten, en menor medida pero sigue existiendo en las demás regiones”, incluyendo la Costa.
 
Ante esto, el también Director del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM) de la UdeG, enfatizó que es necesario hacer más eficientes los sistemas de riego agrícola y de distribución en las ciudades; aprovechar las aguas pluviales y sanear las residuales para emplearlas.
 
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó el 22 de marzo como Día Mundial del Agua; en esta ocasión el lema es “Agua para todos”. Y el 23 de marzo se conmemora, de conformidad con este organismo, el Día Meteorológico Mundial, cuyo lema es “Sol, Tierra y tiempo meteorológico”.
 
La Coordinadora de la Maestría en Ingeniería del Agua y la Energía del CUTonalá, doctora Aída Lucía Fajardo Montiel, apuntó que en el mundo 3 de cada 10 personas no tienen acceso a agua potable segura; por lo que un desafío es el saneamiento, que junto con el suministro de agua potable son derechos humanos fundamentales.
 
Añadió que más de 80 por ciento de las aguas residuales vuelven al ambiente sin ser tratadas.
 
“Hay que luchar contra las desigualdades que pudieran existir, y lo que se recomienda es tomar tres frentes: reducir las disparidades geográficas; abordar los grupos marginados y personas que viven en situaciones de vulnerabilidad, y reducir los problemas de suministro para todos ellos”.
 
El CUTonalá impulsa las maestrías en Ingeniería del Agua y la Energía (profesionalizante); en Ciencias en Ingeniería del Agua y la Energía (investigación); además del doctorado en Agua y Energía, en las que se impulsan diversos estudios y proyectos para conocer y atender los problemas en esta materia.
 
 
A t e n t a m e n t e
“Piensa y Trabaja”
Guadalajara, Jalisco, 22 de marzo de 2019

 
Texto: Eduardo Carrillo
Fotografía: Adriana González

Compartir en Google Plus