Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /wwwdata/home/www/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Jorge Matute Remus, jalisciense ilustre ya es huésped en la rotonda

Jorge fue de profesión y corazón de ingeniero, señaló su viuda Esmeralda Villaseñor de Matute. Hombre bueno y sencillo, inteligente y visionario

Los restos del ingeniero Jorge Matute Remus fueron reubicados este lunes en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres; las diversas ceremonias fueron encabezadas por el Gobernador de Jalisco, el Rector General de la Universidad de Guadalajara y el presidente municipal de Guadalajara.
 
A los diversos actos en su honor acudieron familiares, entre ellos su viuda Esmeralda Villaseñor de Matute y sus hijos Elena, Esmeralda y Pedro; universitarios, representantes de los poderes Legislativo y Judicial, ex alcaldes de Guadalajara, ex gobernadores, ex rectores de la UdeG y políticos. El homenaje inició en el paraninfo de Enrique Díaz de León, a las 10:00 horas, con una sesión solemne para honrar su memoria; luego, siguió el recorrido por avenida Juárez hasta llegar al edificio de la Telefónica; continuó en el Ayuntamiento de Guadalajara y finalmente, en la rotonda.
 
En el paraninfo universitario se recibieron los restos del ingeniero Matute Remus, en el 102 aniversario de su natalicio y a casi doce años de su fallecimiento. Hubo cuatro discursos y diversas guardias de honor en las que participaron autoridades universitarias y gubernamentales, familiares, del Consejo de Rectores, gremios universitarios y del Colegio de Ingenieros. Posteriormente, se realizó el cortejo fúnebre por avenida Juárez; los restos fueron trasladados en un vehículo abierto. En el edificio de la Telefónica se realizó un breve acto, en el que se explicó la técnica con la que Matute Remus lo desplazó trece metros, con el fin de concluir la ampliación de esta avenida.  
 
En el patio del Palacio Municipal de Guadalajara se montó una guardia de honor, a la que se sumó el cuerpo edilicio. Al término, el presidente municipal tapatío, ingeniero Ramiro Hernández García, entregó a la viuda la bandera con el escudo de Guadalajara. En la rotonda, destino final, se dijeron también varios discursos en torno al homenajeado.
 
El Rector General de la UdeG, maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, resaltó a Matute Remus como apreciado y admirado profesor con casi cuatro décadas de ejercicio. Como Rector (1949-1953) abrió las puertas de la universidad, sin distingo de la escuela de origen. Modernizó y mejoró la institución, creó y dirigió el Instituto Tecnológico, fundó las carreras de Trabajo Social y Arquitectura. Fue el impulsor de la educación tecnológica en el estado. Destacó su compromiso con la educación y el servicio público. 
 
Al leer la semblanza del homenajeado acentuó también sus aportaciones como presidente municipal (1953-1955), en la que resaltó la planeación, la fundación de instituciones del estado (como el SIAPA) y los premios y reconocimientos que recibió, como las Palmas Académicas del Gobierno de Francia, el Premio Nacional de Ingeniería y el Reconocimiento de la American Water Works Association. 
 
El Gobernador de Jalisco, maestro Aristóteles Sandoval Díaz, señaló que el ingeniero  Matute Remus es ejemplo del compromiso universitario con Jalisco, como ingeniero y servidor público construía soluciones. Destacó que movió el edificio de la Telefónica sin interrumpir servicios, trajo el suministro de agua desde Chapala, trabajó en la modernización de la ciudad, en nuevas avenidas, carreteras, centros educativos, edificios e infraestructura urbana.
 
Esmeralda Matute Villaseñor resaltó la preocupación de su padre por el bienestar social. Fue un padre exigente que les inculcó el respeto, la ética y el gusto por los libros, la música clásica, la regla de cálculo, el Lago de Chapala y los campamentos. Aunque tuvo múltiples ocupaciones siempre tuvo tiempo para la familia.
 
Jorge fue de profesión y corazón de ingeniero, señaló su viuda Esmeralda Villaseñor de Matute. Hombre bueno y sencillo, inteligente y visionario, sabía de las líneas rectas y de la rectitud; de soluciones frente a la adversidad. En seis años de noviazgo epistolar, lo pudo conocer y querer, y tuvo con él 60 años de matrimonio.
 
Fueron también oradores, en los diferentes actos, el mismo Hernández García; el presidente de la mesa directiva del Congreso de Jalisco, diputado Héctor Pizano Ramos, quien leyó el decreto oficial con el que se le declaró benemérito ilustre de Jalisco; sus exalumnos Aristeo Mejía Durán, quien resaltó su trabajo como profesor que acompaña y trasciende y Juan Armando Duarte Alonso, que explicó la técnica que ideó para mover el edificio de la Telefónica y que fue de impacto para la ingeniería local, nacional e internacional.
 
Los restos fueron depositados en un nicho de la rotonda y fue develada (sobre la calle de Liceo) la escultura del también Doctor Honoris causa por la UdeG, en la que carga en los brazos un libro y unos planos, y en la placa se inscribe su nombre, Jorge Matute Remus, “Ingeniero”.
 
A T E N TA M E N T E
“Piensa y Trabaja”
“Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco”
Guadalajara, Jal., 17 de febrero 2014
 
Texto: Lucía López
Fotografía: Abraham Aréchiga / Adriana González
 
*Ver el video del homenaje póstumo: http://www.youtube.com/watch?v=tSrWxdIUvo0&feature=youtu.be

Compartir en Google Plus