Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

La novela, mejor posicionada que el cuento en las editoriales

  • El escritor Alberto Chimal
El escritor Alberto Chimal dicta conferencia magistral dentro de la Cátedra “Hugo Gutiérrez Vega”

En México, la peor novela escrita recibe más atención por parte de los lectores y editoriales que el mejor cuento, afirmó el escritor Alberto Chimal, quien impartirá la conferencia magistral “¿El cuento es una cosa del pasado?”, el 21 de septiembre, a las 17:30 horas, en el patio central de la Casa del Arte, del Centro Universitario del Sur (CUSur), durante la serie de conferencias y un taller “Puros Cuentos…”, organizados por la Cátedra Hugo Gutiérrez Vega.
 
Las editoriales españolas de fines del siglo XX contribuyeron a generar esta preferencia de la novela con respecto al cuento. A raíz de las crisis económicas latinoamericanas y el auge de las dictaduras, muchas de las grandes editoriales, que habían impulsado la literatura en español, se colapsaron o fueron compradas por consorcios internacionales, la mayoría españoles, que trasladaron sus normas y prejuicios hacia este continente, explicó Alberto Chimal.
 
El cuento era muy fuerte en Latinoamérica hace 50 años. Publicar narraciones de este género era un paso obligado para la mayoría de los autores, después, se implantó la idea de que los cuentos no se vendían, un prejuicio que genera un círculo vicioso, ya que esa creencia ocasiona que las editoriales y muchas librerías no los oferten, y como no se compran porque no hay, se comprueba la creencia de que no se venden.
 
Las editoriales que publican cuentos están resurgiendo en la actualidad, datan de hace diez o quince años, no más, la mayoría es independiente y no está subordinada a los consorcios internacionales. Entre ellas destaca Textofilia, Era, Cuadrivio, Paraíso perdido, entre otras, que deben su nacimiento a una apertura cultural a partir de la globalización.
 
El escritor detalló que las grandes editoriales quieren, en el fondo, vender siempre los mismos libros para reducir riesgos; como no pueden hacerlo, tratan de producir copias fieles o cercanas de los que tuvieron éxito, pero siempre habrá lectores que no desean más de lo mismo. Para satisfacer sus demandas surgen las editoriales independientes.
 
Resaltó la importancia de difundir las obras de los cuentistas para que los lectores tengan una experiencia significativa con los textos, y agregó que del conocimiento deriva la demanda.
 
Alberto Chimal impartirá también, dentro de “Puros cuentos”, el taller “Relámpago de cuento”, el 22 y 23 de septiembre de las 10:00 a las 14:00 horas, en el auditorio “Ramón Villalobos” de la Casa del Arte, en Ciudad Guzmán.
 
El objetivo de “Puros cuentos” es acercar los grandes autores de la narrativa nacional e internacional a los cuentistas noveles y rendir homenaje a Juan José Arreola, considerado uno de los máximos cuentistas mexicanos.
 
Alberto Chimal nació en Toluca, en 1970. Ha sido acreedor a distintos premios nacionales e internacionales, entre los cuales destacan el Bellas Artes de Narrativa “Colima” (2014) por Manda fuego, una antología personal; en 2015 fue finalista del premio internacional Cosecha Eñe, organizado por la revista española Eñe, con el cuento Los Leones del Norte.
 
“Puros cuentos…” incluirá también la conferencia “Fronteras entre la narrativa y el drama”, que impartirá el dramaturgo Jorge Fábregas, el 22 de septiembre a las 17:30 horas, en el auditorio de la Biblioteca “Hugo Gutiérrez Vega” del CUSur. En dicho recinto, el mismo día, a las 19:00 horas, habrá un homenaje en memoria de Hugo Gutiérrez Vega, escritor, periodista y diplomático de carrera, doctor Honoris causa por la Universidad de Guadalajara, quien murió en septiembre de 2015.
 
A T E N T A M E N T E
“Piensa y Trabaja”
Guadalajara, Jal., 13 de septiembre de 2016
 
Texto: Martha Eva Loera
Fotografía: Internet

Compartir en Google Plus