Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Llega a Guanajuato, programa del CUCS

Juvepice mejora y adapta las condiciones de las escuelas para los niños con déficit de atención

Investigadores y profesores del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) desarrollaron el programa Juvepice (juego, veo, pienso, creo y escucho) para niños con déficit de atención e hiperactividad, el cual será implementado el siguiente año en más de 50 escuelas del estado de Guanajuato, informó la doctora María de los Dolores Valadez, coordinadora del Laboratorio de psicología y educación especial, del CUCS, de la UdeG.

 La especialista dijo que están en la etapa de capacitación con los docentes, pues el programa será desarrollado en escuelas regulares con grupos de máximo 24 niños, en los que trabajarán varias técnicas de adaptación en 12 sesiones de dos horas por día, cada semana, pudiendo ampliar el periodo.

 “El objetivo es tener un cambio positivo en la conducta del niño y, en el caso de los maestros, que reciban la formación oportuna para detectar y tratar el trastorno del déficit de atención”.

 Este programa surgió hace dos años, pero desde 2007 es trabajado y perfeccionado con personal de la Secretaría de Educación de Guanajuato. De hecho, el 19 y 20 de septiembre, integrantes del proyecto Juvepice tuvieron una reunión con personal de la User (Unidad de servicios y apoyo a la educación especial) y de varias instituciones educativas interesadas en su implementación.

 “Es un programa que traerá grandes beneficios, pero que además de la relación alumno-maestro, también involucra el esfuerzo y apoyo de la familia”.

 El déficit de atención es un trastorno mental que puede afectar de dos y hasta ocho niños de cada 100. Tiene como característica un comportamiento hiperactivo, niños que olvidan las cosas con facilidad, que se distraen y, en ocasiones, se molestan continuamente. En algunos casos pierden por completo el interés en la escuela y hasta la abandonan. El trastorno puede estar presente toda la vida, pero requiere tratamiento, en algunos casos de medicamentos para controlar sus impulsos.

 En palabras de Valadez, con este tipo de programas buscan aprender mejor y, sobre todo, controlar sus impulsos, aunque no son los únicos síntomas que puede presentar un grupo escolar.

 “En un mismo salón podemos encontrar a Karlita con déficit de atención, pero otro niño tiene problemas para comunicarse o tener amigos, y Juanito tiene problemas de autoestima. En fin, son muchos aspectos que deben ser trabajados para salir adelante, y este programa los analiza y trabaja”.

 La doctora Dolores Valadez está dispuesta a atender más dudas acerca del tema. Puede ser contactada en el correo electrónico: doloresvaladez@yahoo.com.mx.

Guadalajara, Jal., 29 de septiembre de 2008
Texto: Gala Aguilar
Fotografía: Internet
Edición de noticias: LCC Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus