Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Manifestamos nuestro rechazo: Comité de Análisis Urbano del CUAAD

Sus características urbanas hacen que su acondicionamiento sea poco factible, inconveniente, lento y costoso

LIC. FELIPE CALDERÓN HINOJOSA

Presidente de México

 

LIC. EMILIO GONZÁLEZ MÁRQUEZ

Gobernador de Jalisco

 

DR. ALFONSO PETERSEN FARAH

Presidente Municipal de Guadalajara

 

A LA COMUNIDAD EN GENERAL:

 

……………………………………………………………………………………………………

 

 

Los que suscriben, integrantes del Comité de Análisis Urbano del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la Universidad de Guadalajara, manifestamos nuestro enérgico rechazo a la alteración de los planes parciales de desarrollo urbano del predio denominado “El disparate”, con motivo de la construcción de instalaciones para los Juegos Panamericanos que se realizarán en nuestra ciudad en 2011. Ese predio se ubica en el distrito urbano Zona 3 “Huentitán”, subdistrito urbano 2 “Zoológico”, cuyas características urbanas hacen que su acondicionamiento sea poco factible, inconveniente, lento y costoso, por las siguientes razones:

 

 

1) Ausencia de vías de acceso y movilidad: en la zona inmediata no existe una infraestructura vial hacia este predio.

2) Entorno urbano deficiente y peligroso: el área no cuenta con el equipamiento y servicios necesarios para permitir la realización de actividades derivadas de una condicionamiento de  esta magnitud, tales como comercio, ocio, recreación y turismo. Además, las zonas aledañas al predio están en su mayoría deshabilitadas o bien sufren de un alto índice de delincuencia.

3) Ilegalidad de la medida: el plan parcial de desarrollo urbano mencionado  aún no cuenta con el consenso ciudadano ni la validez legal debida, pues a pesar de su precipitada aprobación en sesión plenaria del Ayuntamiento, todavía no se publica ni se inscribe en Registro Público. Además, el terreno requiere de un proceso de incorporación municipal por tratarse de un predio rustico, anteriormente considerado como área natural protegida.

4) Altos costos para los ciudadanos: dotar de equipamiento y servicios a la zona implicará que se dediquen grandes cantidades de recursos públicos. Resulta insultante que, en una época de crisis económica profunda y recursos fiscales insuficientes, los impuestos se dediquen al capricho de construir instalaciones en un lugar donde no hay infraestructura, además de que la construcción de inmuebles en el sitio propiciaría un daño ambiental irreparable, así como mayor saturación vehicular en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

5) Viola la norma urbano-ambiental: considerando que el 80%  de la superficie del predio de 25 hectáreas en donde se pretende construir el Estadio Panamericano de encuentra por debajo de la cota 1,500 sobre el nivel medio del mar (s.n.m.m) y que por tanto deben ser considerada como Área Natural Protegida.

6) Busca el beneficio de unos cuantos a costa de todos: resulta necesario destacar que, detrás de la alteración de los planes parciales de desarrollo urbano del predio “El disparate”, no se encuentra la satisfacción de una necesidad deportiva, sino el afán de hacer un gran negocio inmobiliario a costa de los ciudadanos de Guadalajara, que terminarán pagando con sus impuestos el equipamiento de la zona y padecerán las consecuencias del deterioro del clima y de la calidad del aire proporcionado por la destrucción de la flora y la fauna de la Barranca de Huentitán. El motor que impulsa esta violación a la ley, a todas luces inadmisible, es la codicia de unos cuantos, no la búsqueda del beneficio colectivo. Con base en los argumentos anteriores y los criterios normativos y reglamentos de la ODEPA para sus sedes, consideramos que existen en Guadalajara otras opciones más viables: terrenos de propiedad pública que no causarían gastos añadidos al erario público; que cuentan de antemano con la infraestructura, accesibilidad, equipamiento y servicios; que mejorarían la imagen del área circundante; que promoverían la generación de espacios públicos incluyentes; que incrementarían el patrimonio de la ciudad, y que beneficiarían en mayor medida el desarrollo de nuestra economía y sociedad, principal motor y preocupación de la actividad académica y de investigación de la Máxima Casa de Estudios de Jalisco.

 

Es indispensable que las autoridades municipales sepan distinguir claramente entre las potencialidades y las limitaciones que ofrece el territorio de Guadalajara, a fin de evitar que con el pretexto de edificar urgentemente instalaciones de los Juegos Panamericanos se vulnere el patrimonio natural que representa la Barranca de Huentitán, se atropellen las normas urbanísticas-ambientales y se provoque el deterioro de la calidad de vida urbana, al permitir un desarrollo inmobiliario de alta densidad que habrá de generar impactos urbanos negativos director a la vialidad de la zona, la infraestructura y los servicios urbanos derivados de su conflictiva localización.

 

Urge una decisión responsable del Presidente Municipal de Guadalajara y sus regidores, que permita la edificación de los espacios necesarios para los Juegos Panamericanos, sin destruir el ambiente y dañar la calidad de vida de los tapatíos. Solicitamos que las autoridades federales no permitan este perjuicio al medio ambiente, que afectaría a las generaciones presentes y futuras de esta zona metropolitana.

 

 

“Piensa y Trabaja”

 

 

COMITÉ DE ANÁLISIS URBANO DEL CENTRO UNIVERSITARIO DE ARTE, ARQUITECTURA Y DISEÑO

 

Dr. Mario Alberto Orozco Abundis, Mtro. Ernesto Flores Gallo, Mtro. Carlos Correa Ceseña, Mtra Ma. Dolores del Río López, Dr. Daniel González romero, Dra. Adriana Inés Olivares, Mtra. Carmen Guadalupe Ruíz Velasco Franco, Mtro. Erick González Santos, Mtro. Eleazar Reyes Rodríguez, Mtro. Tenoch Huematzin Bravo Padilla, Mtro. José Luis Valencia Abundis, Mtro. Jorge Enrique Zambrano Ambrosio, Dra. Verónica Livier Díaz Núñez, C. Abel Hernández Ugalde.

 

 

Guadalajara, Jalisco, a 17 de septiembre del 2009.

Compartir en Google Plus