Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Más probable que Chikungunya llegue a México que el Ébola

Ébola contagioso cuando el enfermo empieza a tener síntomas

Es más probable que llegue el virus de Chikungunya que el ébola a México, ya que aquí el mosquito Aedes aegypti, que transmite el dengue, también puede transmitir la fiebre por Chikungunya; además, los países de Centroamérica y El Caribe donde se ha presentado la enfermedad se ubican mucho más cerca, hay más emigración de esas naciones a México y el mosquito vuela, informó el doctor Esteban González Díaz, profesor investigador del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, especialista en enfermedades infecciosas. 
 
Señaló que en el caso de la fiebre por Chikungunya, las personas, antes de tener manifestaciones claras de la enfermedad, pueden trasmitirla a través de un mosquito (Aedes aegypti) que se infecte con sangre. En cambio, el ébola es contagioso de persona a persona cuando el infectado empieza a tener manifestaciones de la enfermedad: vómitos, diarrea, sangrados a través de la saliva y sudor. La persona sana tiene que estar en contacto con las secreciones del enfermo para tener posibilidades de infectarse.
 
No descartó el riesgo de que en México haya casos autóctonos de Chikungunya en un futuro y detalló que este es parecido al dengue, ya que el paciente presenta fiebre con escalofríos, cefalea (dolor de cabeza), dolor retro ocular (detrás de los ojos), cuerpo cortado, postración, dolor abdominal, diarrea. La letalidad es menor al dengue, pero los síntomas de dolor de articulaciones y la fatiga pueden ser más severos y más duradera, respectivamente.
 
González Díaz explicó que para el Chikungunya la población debe tomar las mismas medidas preventivas que con el dengue: no debe acumular cacharros donde haya agua limpia, criaderos ideales para el Aedes aegypti, incluso una corcholata puede ser criadero de mosquitos.
 
Detalló que el ébola es una fiebre hemorrágica viral, causada por un virus. Al infectarse, la persona puede tener un periodo de incubación que va de un día hasta 21, con un promedio de ocho a diez. Dijo que la enfermedad también puede trasmitirse por contacto con un animal enfermo. El reservorio principal se considera que son los murciélagos fruguívoros o simios, monos, primates no humanos y algunos tipos de antílopes. El contacto puede ser por consumo de carne de caza o por ataque de animales infectados, al tener contacto la persona herida con las secreciones del animal.
 
El médico resaltó que las organizaciones Mundial de la Salud (OMS) y Panamericana de la Salud hacen hincapié, mediante avisos preventivos, de no viajar a los países africanos donde se presenta el ébola si no hay necesidad, y en caso de hacerlo, tomar las medidas preventivas si se trata con un enfermo, como el uso de guantes, batas con repelente para líquidos, lentes, respiradores, caretas para protección, entre otros.
 
Destacó, por último, que en los aeropuertos los servicios de sanidad internacional tienen la obligación de reforzar la búsqueda de personas provenientes de áreas de alto riesgo para dar con personas con síndromes febriles. Una de las ventajas de México es que no hay vuelos directos de los países africanos que han presentado casos de ébola, sino que se llega a través de países Europeos y de Estados Unidos. Los filtros sanitarios ahí instalados disminuyen el riesgo de que llegue a nuestro país.
 
A T E N TA M E N T E
“Piensa y Trabaja”
“Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco”
Guadalajara, Jal., 19 de agosto 2014

 
Texto: Martha Eva Loera
Fotografía: Internet

 

Compartir en Google Plus