Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

México está rezagado en patentes industriales

Falta desarrollo e investigación tecnológica

En 2008 las patentes vigentes registradas por Japón para ser comercializadas en varios países del mundo llegan casi a los dos millones, las de Estados Unidos (EU) son un millón y medio, mientras que las licenciadas por México apenas llegan a las dos mil.
 
Cada año 25 países consignan 600 mil nuevos inventos. Tan sólo EU y Japón generan cada uno 200 innovaciones tecnológicas anuales. La participación de las naciones del tercer mundo en este sector es de apenas unas siete mil 200 patentes, aunque los países latinoamericanos participan con sólo 0.69 de las mismas.

Al dictar una conferencia en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, el consultor de la Organización de Naciones Unidas para el desarrollo industrial, José Luis Herce-Virgil, mencionó que a causa del insuficiente desarrollo tecnológico e investigación científica que realizan países como el nuestro, es casi nula la oportunidad de generar productos nuevos para el mercado comercial.

Sin embargo, sí es posible realizar innovaciones tecnológicas e industriales competitivas, mediante la reproducción y mejoramiento de los inventos ya existentes. “Para países en vías de desarrollo, resulta más barato utilizar la información de las patentes ya existentes, que crear un invento desde cero, pues no tenemos los recursos humanos y económicos para eso. Las nuestras son micro empresas, no grandes conglomerados transnacionales”.

El académico de la Universidad Nacional Autónoma de México puso como ejemplo el caso de Japón, que después de la Segunda guerra mundial impulsó su industria mediante el mejoramiento de los automóviles europeos. Ahora muchos de sus productos han remplazado a los líderes, no sólo de la industria automotriz, sino también de la electrónica y los electrodomésticos, y hasta de los relojes.

“La idea que debe regir en México es mejorar lo que ya existe. Es más fácil progresar adaptando lo que ya conocemos y que proviene de los países avanzados, que inventando nuevas tecnologías”.

Para eso, dijo, es indispensable que haya un mayor impulso a la investigación que realizan las universidades, y fomentar el ejercicio de la misma entre los estudiantes, mediante el apoyo gubernamental.

Guadalajara, Jal., 12 de noviembre de 2008
Texto: Mariana González
Fotografía: Abel Hernández
Edición de noticias: LCC Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus