Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Plantas silvestres pueden mantener saludables a seres humanos

  • Otorga CUSur reconocimiento al doctor Eduardo Rapoport, quien ha detectado 16 mil especies de plantas comestibles
  • Otorga CUSur reconocimiento al doctor Eduardo Rapoport, quien ha detectado 16 mil especies de plantas comestibles
  • Otorga CUSur reconocimiento al doctor Eduardo Rapoport, quien ha detectado 16 mil especies de plantas comestibles
  • Otorga CUSur reconocimiento al doctor Eduardo Rapoport, quien ha detectado 16 mil especies de plantas comestibles
  • Otorga CUSur reconocimiento al doctor Eduardo Rapoport, quien ha detectado 16 mil especies de plantas comestibles
  • Otorga CUSur reconocimiento al doctor Eduardo Rapoport, quien ha detectado 16 mil especies de plantas comestibles
  • Otorga CUSur reconocimiento al doctor Eduardo Rapoport, quien ha detectado 16 mil especies de plantas comestibles
Otorga CUSur reconocimiento al doctor Eduardo Rapoport, quien ha detectado 16 mil especies de plantas comestibles

Los seres humanos no tienen por qué padecer hambre por falta de recursos económicos, pueden alimentarse de plantas silvestres, que les aportarán nutrientes y que pueden encontrar en los alrededores de las ciudades, en los lotes baldíos y en el campo, aseguró el doctor Eduardo Rapoport, profesor titular y emérito de la Universidad Nacional del Comahue e investigador superior del Consejo Nacional de Investigación Científica y Técnica (CONICET), de Argentina, quien recibió el  reconocimiento “Naturaleza, sociedad y territorio” del Centro Universitario de la Costa Sur (CUCSUR), de la UdeG.
 
Contó que “en los alrededores de las ciudades están remanentes de las más viejas plantas que comían nuestros antepasados, que les sirvieron para subsistir”, y dijo que en El Chaco argentino, en el límite con Paraguay, hay indígenas que mueren de hambre, por inanición, porque no tienen dinero para comida. “Es una vergüenza. Esa gente ha sobrevivido por cerca de diez mil años, y ahora mueren de hambre porque no saben qué comer, lo que es un insulto para el país. Hay que enseñarles cómo subsistir, y eso se puede hacer, salvo que se viva en un desierto”.
 
En la conferencia “Las plantas que comemos y no comemos”, que impartió en el IV Coloquio Internacional sobre Biodiversidad, Recursos Naturales y Sociedad, en el marco de la FIL Guadalajara, Rapoport explicó que en Suecia se hizo un experimento con soldados que tenían que alimentarse de las plantas comestibles que encontraran en su camino, partiendo del supuesto de una guerra. Un etnobotánico asesoró a los soldados que participaron sobre las plantas comestibles. Al finalizar, solo perdieron un poco de peso, no presentaban degradación en las proteínas. Comiendo al paso pudieron mantenerse en buenas condiciones.
 
Destacó también que una investigación botánica alemana contabilizó en el mundo 12 mil 500 especies de plantas comestibles. Sin embargo, Rapoport detectó 16 mil especies de plantas comestibles, y hay más. Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación publica todos los años un anuario que incluye las plantas que se exportan e importan de la mayoría de los países del mundo. Más o menos incluye de 100 a 110 especies comestibles, eso es lo que mueve al comercio mundial.
 
Entre 10 y 70 especies comestibles hay en las fruterías, verdulerías y lugares de venta de vegetales comestibles; entre ellas, papas, zanahorias y lechuga. En los grandes supermercados llegan hasta 110.
 
Lamentó asimismo que en la civilización occidental se dejó de ensañar a los niños qué plantas silvestres comer y se cortó esa trasmisión oral del conocimiento. Expresó que él lucha porque este tipo de enseñanza tenga lugar en las escuelas primarias de Bariloche, una ciudad del sur argentino.
 
A T E NT A M E N T E
“Piensa y Trabaja”
“Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco”
Guadalajara, Jal., 6 de diciembre 2014
 
Texto: Martha Eva Loera
Fotografía: Diana de la Mora

Compartir en Google Plus