Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Presente el acoso escolar entre alumnos de primaria, nivel medio superior y superior en México

  • La doctora María Teresa Prieto Quezada, investigadora y responsable de Formación Docente, del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA)
  • El doctor José Claudio Carrillo Navarro, profesor investigador del CUCEA y Jefe de la Unidad de Apoyo a Comunidades Indígenas (UACI)
  • Licenciado Alfredo Orozco Mendoza, Coordinador del Programa Integral de Cultura de Paz del plantel
Expertos hablan sobre la violencia escolar entre pares en el programa “Dialogando con…”, organizado por el CUCEA

El bullying (acoso escolar) puede darse en todos los niveles escolares desde primaria, secundaria y nivel superior; pero en este último cambian las formas de agredir al otro, afirmó la doctora María Teresa Prieto Quezada, investigadora y responsable de Formación Docente, del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), de la Universidad de Guadalajara (UdeG).
 
La experta participó en el programa “Dialogando con…”, espacio en vivo y en formato virtual, en el que se se abordan temas de interés para la comunidad universitaria y la sociedad.
 
Esta edición trató el tema “Bullying y ciberbullying en educación superior”, transmitido a través de la página del CUCEA, en Facebook. La conducción estuvo a cargo del licenciado Alfredo Orozco Mendoza, Coordinador del Programa Integral de Cultura de Paz del plantel.

“A nivel superior tiene diferentes formas de manifestación, como robos entre compañeros, daño a sus pertenencias. Hay quienes rompen las mochilas de otros, tiran sus cuadernos al bote de la basura o avientan la mochila por el salón. Ellos externan que es parte de un juego, sin conocer el impacto que pueda tener en otros compañeros”, aseguró la académica universitaria.
 
“El que roben un celular, para algunos, puede ser un juego, pero para el dueño puede ser muy serio”, explicó.
 
Entre los jóvenes puede darse también el ciberbullying, como el caso en el que difundieron datos personales de una chica que ella envió a su novio, pero se convirtió en el hazmerreír de sus pares.
 
La investigadora explicó que el bullying puede engendrar sentimientos de venganza en el agredido. “Los chicos que han sufrido bullying viven el tema de la venganza, pues esperan algún momento para desquitarse de esa comunidad que les hizo daño, que no los protegió, apoyó, ni hizo nada por ellos”, relató.
 
Indicó que 75 por ciento de los que han hecho masacres en las escuelas estadounidenses estuvieron relacionados, de alguna manera, con bullying anteriormente, y añadió que hay que buscar medidas preventivas ante este tipo de problema.
 
La investigadora definió el bullying como el acoso entre compañeros en espacios escolares. “Un maestro no puede hacerle bullying a un alumno, ni un alumno a un maestro. Está delimitado el concepto a pares. Es un comportamiento dañino, intencional, repetido; la consigna es que se dé reiteradamente y haya un abuso de poder contra un sujeto indefenso”, informó.
 
En cuanto al ciberbullying, es el acoso virtual entre compañeros. Son actos repetitivos de agresión. Puede ser oculto el golpe y difundirse rápidamente por medio de internet y con ayuda de dispositivos móviles y computadoras.
 
El doctor José Claudio Carrillo Navarro, profesor investigador del CUCEA y Jefe de la Unidad de Apoyo a Comunidades Indígenas (UACI), de la UdeG, agregó que los alumnos que ejercen bullying tienen, en muchos casos, antecedentes de haberlo sufrido también. “Es decir, previo a esto hay un proceso de violencia en el que fue víctima el actual agresor”.
 
Describió un caso de un joven wixárika, en una secundaria de una zona del Norte de Jalisco: “Este muchacho, de repente, se convirtió en el temor de todos sus pares, ya que era muy violento y agresivo. Él había vivido anteriormente procesos de discriminación y de exclusión que le generaron una condición de malestar y enojo contra los otros”, dijo.
 
Habló de la importancia de la cultura de paz en la comunidad, ya que la escuela está influida por el entorno social. Si se vive en un entorno familiar o comunitario donde el ingrediente de la violencia está a la orden del día, es posible que se traslade a la escuela, donde puede haber un proceso de normalización del comportamiento violento.
 
Es decir, puede haber una especie de entendido de que hay comportamientos violentos que históricamente siempre han ocurrido, y esto pasa, por ejemplo, en algunos procesos rituales de iniciación.
 
Pidió dar difusión y seguimiento de los diferentes trabajos de investigación sobre el ciberbullying para aprovechar los resultados en los esfuerzos que se hacen en torno a la prevención.
 
 
Atentamente
“Piensa y Trabaja”
“Año de la Transición Energética en la Universidad de Guadalajara”
Guadalajara, Jalisco, 27 de agosto de 2020

 
Texto: Martha Eva Loera
Fotografía: Cortesía CUCEA

Compartir en Google Plus