Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Religión y política hasta abajo en la escala de intereses de los jaliscienses

  • El investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG),doctor Marco Antonio Cortés Guardado, el analista político y académico de la UdeG, doctor David Gómez Álvarez, el Rector del Centro Universitario de los Valles, doctor Miguel Ángel Navarro Navarro
  • Portada del libro Los valores de los jaliscienses 1997-2017
La familia, el trabajo y el tiempo libre son lo más apreciado, de acuerdo con el libro “Los valores de los jaliscienses 1997-2017”

Los jaliscienses no son tan conservadores como se cree. Priorizan a la familia y el trabajo, pero la religión ya no ocupa un lugar tan importante en sus vidas. En la entidad existe una tenúe identidad partidista, por eso, la política ocupa el último lugar en los intereses de la sociedad, lo cual podría explicar la volatilidad del voto.
 
Así lo comentaron los presentadores del libro Los valores de los jaliscienses 1997-2017, del doctor Marco Antonio Cortés Guardado, investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), y que analiza y compara los resultados de la Encuesta Estatal de Valores realizada por el autor como parte del estudio “Jalisco a futuro en 1995, 2005, 2012 y 2017”.
 
El Rector del Centro Universitario de los Valles, doctor Miguel Ángel Navarro Navarro –a quien le correspondió presentar el primer estudio en 1997–, dijo que este ejercicio sociológico busca observar cuáles son los sedimentos de conciencia moral que tienen conciencia transgeneracional, y cómo evoluciona la axiología de los habitantes de Jalisco.
 
“Los jaliscienses se definen como comunitarios e individualistas, y priorizan la seguridad familiar, la inclinación hacia la comunidad y la honestidad, por encima del ser ambicioso o tener mente amplia y ser intelectual. E incluso, ser imaginativo. Jalisco y México son colectivistas y conservadores, mientras Estados Unidos de América y Canadá se orientan hacia el cambio, la novedad y el individualismo”, afirmó.
 
Otras reflexiones de Cortés Guardado en este libro señalan que la religión era más valorada en los estudios anteriores a 2012, pero ahora se ubica en el penúltimo lugar en intereses de los jaliscienses. La política es el último.
 
Otra institución que vino en declive es el matrimonio. Hoy, muchas más parejas viven en unión libre y más adultos jóvenes viven solos, además de que ser madre soltera hoy es menos castigado socialmente, y decidir no tener hijos es cada vez menos extraño. E incluso, para muchos jóvenes tener más de tres hijos es difícil.
 
La tendencia a valorar la libertad sexual se duplicó, y la maternidad ya no es tan necesaria para la realización de las mujeres “Este estudio es un golpe de realidad”, dijo Navarro Navarro.
 
El analista político y académico de la UdeG, doctor David Gómez Álvarez, señaló que esta forma de dilucidar la escala de valores puede permitir explorar otras conductas, como el sentido del voto, porque en Jalisco hay una identidad partidaria muy tenue. Además, otro de los aciertos del libro es atreverse a comparar la Encuesta Mundial de Valores con la mexicana, la estadounidense y la de Jalisco.
 
“La sociología viene de regreso. Cuando parecía que estaba desahuciada, vemos que ahora está de moda. Se está contratando a los sociólogos en organismos internacionales porque el Big picture del sociólogo, como un psicólogo social al cubo, permite tener visiones de conjunto para explicar decisiones y actitudes muy particulares”, subrayó.
 
Explicó que hacen falta más estudios de investigación empírica básica como este libro, y recordó que la medición de valores subjetivos está tomando fuerza. Recordó que el INEGI lo está haciendo, y que son ejercicios valiosos que reflejan paradojas, contrahechuras y contradicciones del mexicano. Propuso, además, un estudio de este tipo sólo para el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG).
 
El autor de Los valores de los jaliscienses 1997-2017, doctor Cortés Guardado, enfatizó que, efectivamente, al jalisciense ya no le preocupa lo que diga la iglesia, e incluso le molesta que las religiones se metan con las libertades individuales, por lo cual, la idea de que Jalisco es conservador está ya desfasada.
 
“En un tema muy específico, como el de los matrimonios entre personas del mismo sexo, los diputados no se animan porque le tienen miedo a la iglesia, pero la la gente ya no quiere que la iglesia opine sobre su sexualidad, sobre el divorcio. No le dan autoridad en ese terreno. De hecho, la gente ya no quiere que la iglesia se meta en tantas cosas”, dijo Cortés Guardado.
 
Recordó que toda la información procede de las cuatro rondas de aplicación de la Encuesta Estatal de Valores.
 
“En los dos capítulos de la primera parte recurro a la comparación con los fines heurísticos correspondientes, buscando arrojar más luz sobre las peculiaridades culturales de Jalisco. Los casos que uso como referencia son México como país, Estados Unidos y Canadá”, detalló.
 
La información para estos tres casos proviene de la Encuesta Mundial de Valores en sus rondas de aplicación de los años 1996, 2005 y 2012, por una parte, y de la Encuesta de Valores de Schwartz, del año 2009.
 
Perfil del autor
Marco Antonio Cortés Guardado es licenciado en Sociología por la UdeG; maestro en Ciencias Sociales por el Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) México, y doctor en Ciencias Sociales por la UdeG, donde labora como profesor-investigador desde 1984. Fue Rector General de esta Casa de Estudio (2008-2013) y Rector del Centro Universitario de la Costa (CUCosta).
 
 
A t e n t a me n t e
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jalisco,
5 de septiembre de 2019
 
Texto: Julio Ríos
Fotografía: David Valdovinos

Compartir en Google Plus