Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /wwwdata/home/www/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Viudas y viudos en México enfrentan vulnerabilidad económica y segregación

  • Jefa del Departamento de Clínicas de la Salud Mental, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), doctora Norma Alicia Ruvalcaba Romero, haciendo uso de la palabra durante rueda de prensa
  • Investigadora del Departamento de Clínicas de la Salud Mental, doctora Columba Sánchez Martínez, hablando frente al micrófono durante durante rueda de prensa
  • Investigadora del Departamento de Clínicas de la Salud Mental, doctora Columba Sánchez Martínez, hablando frente al micrófono durante durante rueda de prensa
  • Investigador del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), maestro Erick Eduardo López Martínez
  • Investigador del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), maestro Erick Eduardo López Martínez, haciendo uso de la palabra durante rueda de prensa
  • Jefa del Departamento de Clínicas de la Salud Mental, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), doctora Norma Alicia Ruvalcaba Romero, haciendo uso de la palabra durante rueda de prensa
Quienes tienen menos educación suelen ser engañados y despojados de sus bienes por los propios hijos

Las personas viudas, en especial las mujeres, quedan en completa indefensión económica y jurídica tras el fallecimiento de su pareja, además de ser segregadas por su propia familia y amigos, advirtieron especialistas de la Universidad de Guadalajara, a propósito del Día Internacional de las Viudas, que se celebra el 23 de junio.
 
En México 4.7 por ciento de la población vive en condición de viudez, y de éstos, 77 por ciento son mujeres, de 67 años en promedio, dijo la Jefa del Departamento de Clínicas de la Salud Mental, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), doctora Norma Alicia Ruvalcaba Romero, al citar datos de la Encuesta Intercensal del INEGI de 2015.
 
Veinticuatro por ciento de las personas viudas son analfabetas, y 3 por ciento económicamente activas, lo que las coloca en una condición de vulnerabilidad y pobreza; además de que 74 por ciento asumen el rol de jefas de familia, y 27 por ciento tienen acceso a los beneficios de una pensión o jubilación.
 
La investigadora del Departamento de Clínicas de la Salud Mental, doctora Columba Sánchez Martínez, afirmó que las mujeres son las más afectadas, pues al morir su pareja se quedan sin dinero y experimentan un descontrol porque el esposo manejaba todo, desde sus rutinas hasta los aspectos económicos.
 
La académica, quien realizó un estudio con 51 personas viudas, dijo que las mujeres que tienen escasa formación académica sufren abusos por parte de sus hijos, quienes les hacen vender lo que dejó el marido, o se los quitan con base en mentiras y engaños, por lo que se sienten desprotegidas.
 
Sánchez Martínez agregó que ante esta vulnerabilidad, las mujeres se ven obligadas a trabajar “de lo que sea, desde vender dulces en la calle hasta limpiar casas”, a pesar de su avanzada edad, pues muchas veces tienen problemas para cobrar la pensión por viudez.
 
Las viudas que trabajan y tienen estudios suelen sufrir hostigamiento por parte de la familia del esposo, son relegadas por su círculo social, e incluso son objeto de hostigamiento y acoso sexual por parte de amigos y conocidos, dijo.
 
En cambio, los hombres que quedan viudos “no sufren este estigma, pues son protegidos y acompañados por la familia política”, además de que toman un nuevo papel en la familia, pues empiezan a conocer el mundo de los hijos, con quienes sólo se habían relacionado como proveedores, recalcó Sánchez Martínez.
 
El investigador del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), maestro Erick Eduardo López Martínez, afirmó que, de acuerdo con el artículo 25 de la Declaración de los Derechos Humanos, toda persona tiene derecho al seguro de viudez, pero en México no existe un sistema económicamente viable para asegurar esta prestación, pues se otorga mediante diferentes sistemas jurídicos, según donde trabajen las personas.
 
“Todo el que queda viudo tiene derecho a una pensión, pero el problema es cómo lo vamos a financiar. Es ahí donde el Estado se ve complicado, porque si bien es un derecho humano, le es muy difícil otorgar a todos una prestación cuando no existe la posibilidad económica para ello. En ese rubro las políticas públicas asistenciales han paliado para que sea un poco menos fuerte el impacto del gasto por viudez, aunque estamos muy lejos de dar la protección que se merecen”, aseguró el universitario.
 
A t e n t a me n t e
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jalisco,
21 de junio de 2018
 
Texto: Mariana González
Fotografía: Adriana González

Compartir en Google Plus