Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Cometa podría apreciarse hacia el Norte de Guadalajara

  • Factores como la contaminación lumínica pueden complicar la observación; astrónomos recomiendan buscar lugares con poca luz para apreciar con más detalle este evento
Factores como la contaminación lumínica pueden complicar la observación; astrónomos recomiendan buscar lugares con poca luz para apreciar con más detalle este evento

Desde algún lugar del universo un verdoso visitante se acerca a la Tierra y se cree que la última vez que estuvo por nuestros cielos fue visto por los neardentales; se trata del cometa C/2022 E3 ZTF, un curioso cuerpo celeste que podrá verse en los cielos más oscuros en las afueras de la ciudad.
 
El cometa fue descubierto en marzo del año pasado, pero se estima que ya había pasado por la Tierra hace 47 mil años. Aunque en esta ocasión, C/2022 E3 ZTF alcanzará su punto más cercano con nuestro planeta entre el 1 y el 2 de febrero, cuando se encuentre a casi 42 millones de kilómetros de distancia.
 
En Guadalajara el C/2022 E3 ZTF podrá verse al Norte de la ciudad, justo en uno de los “brazos” de la constelación de Hércules, cerca de la Estrella Polar.
 
Sin embargo, existen factores que pueden complicar su observación, explicó el doctor Alejandro Márquez Lugo, astrofísico del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM) de la Universidad de Guadalajara (UdeG). Por ejemplo, la contaminación lumínica de la ciudad es un factor que dificultaría la observación, por lo que el investigador sugiere buscar lugares con poca luz para apreciar con más detalle el paso del cometa.
 
“A ‘ojo pelón’ va a ser bastante complicado, sería necesario irse al campo o donde haya poca luz en la ciudad, mirar en dirección Norte más o menos y buscar el cometa; con unos binoculares no muy sofisticados o un pequeño telescopio se podrá ver”, dijo.
 
No obstante, recalcó que no es raro que haya cometas como éste. Cada año se descubren varios cuerpos de este tipo, aunque no todos se pueden ver con el ojo humano, y agregó que los que sí son raros son aquellos que son fácilmente visibles en el cielo.
 
“Este cometa va a estar en magnitud 6, que es el límite de la visibilidad del ojo humano, por lo que es poco probable que lo veamos. Cometas hay un montón y pasan muchos al año, pero la mayoría son demasiado tenues para verlos, y al año podemos tener dos de éstos de los que podemos ver directamente”, informó Márquez Lugo.
 
Es probable que el cometa C/2022 E3 ZTF se pueda observar con una cola de tonos verdosos, que serían provocados por la presencia de dicarbono, que son dos átomos de carbono formando una molécula.
 
Oportunidad que se aleja
Los cometas son objetos integrados por rocas, polvo, fragmentos de hielo y otros elementos y suelen orbitar a inmensos cuerpos celestes; se caracterizan por tener una cola que es resultado del hielo que se descongela cuando se acercan a estrellas como el Sol.
 
“Lo primero que se hace para saber si es un cometa es fijarse si tiene cola; a veces tienen unas colas muy pequeñas, ahí se habla de cometas que están secos de su material congelado, están en transición a convertirse en asteroides”, explicó.
 
Márquez Lugo mencionó que en el nombre del cometa C/2022 E3 ZTF, se encuentran detalles de su descubrimiento. La letra “C” indica que se trata de un cometa que no es periódico o con un periodo muy largo, mientras que el 2022 hace alusión al año de su descubrimiento.
 
La letra “E” es porque se descubrió la sexta quincena de ese año, y el “3” por ser el tercer objeto que fue descubierto en ese periodo. El resto del nombre “ZTF” son las siglas del proyecto que llevó a cabo la búsqueda: Zwicky Transient Facility.
 
El investigador estimó que el cometa puede pasar distintos planetas del Sistema Solar hasta superar la órbita de Plutón y adentrarse en el Cinturón de Kuiper, donde podría interactuar con otros objetos y nunca más volver a acercarse a la Tierra.
 
“Se supone que es de los cometas que vuelven; se esperaría que en otros 47 mil años regresaría, pero tiene una órbita tan larga que puede haber interferencias y también es probable que no vuelva”, declaró.
 
Añadió que en los próximos meses del año habrá otros eventos astronómicos relevantes, como un eclipse solar anular, que ocurre cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol, formando un pequeño halo de luz. 
 
Este acontecimiento se podrá disfrutar en todo su esplendor en estados como Yucatán el 14 de octubre, mientras que en Jalisco se observará como un eclipse parcial. Por otra parte, el 8 de abril de 2024 ocurrirá un eclipse solar total que será visible en Sinaloa.
 
 
 
 
Atentamente
“Piensa y Trabaja”
“2023, Año del fomento a la formación integral con una Red de Centros y Sistemas Multitemáticos”
Guadalajara, Jalisco, 23 de enero de 2023

 
Texto: Pablo Miranda Ramírez
Fotografía: Cortesía NASA

 

Compartir en Google Plus