Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Desvalorado el papel del farmacéutico en México

A nivel internacional está surgiendo un área llamada "atención farmacéutica"

El papel del farmacéutico y del químico farmacobiólogo es poco valorado en México, opinina el coordinador de la licenciatura de Químico Farmacobiólogo de la UdeG, César Cortés Álvarez. Es así que la autoridad sanitaria no exige que en cada farmacia colabore por lo menos uno de estos especialistas.

“Las farmacias y la autoridad sanitaria no habían exigido que haya un QFB o un farmacéutico. En las farmacias se hace la farmacovigilancia, las dosis unitarias y un uso racional del medicamento. Actualmente para poder ser certificados como hospital de alta calidad, la autoridad exige tener farmacéuticos haciendo estas actividades, y que además vigilen interacciones, revisen recetas médicas. No es fácil, no sólo se trata de entregar un medicamento”.

El académico informó que en México existen poco más de 50 mil farmacias y únicamente alrededor de 40 mil Químicos Farmacobiólogos. En el caso de la licenciatura en el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), egresan entre 180 y 200 QFB por año.

 “Si no se venden psicotrópicos o estupefacientes, la autoridad ha permitido que el dueño de la farmacia sea el propio responsable sanitario y esto es un error por que en ocasiones no tienen lo conocimiento”, comentó el especialista.

 Contar con un farmacéutico o QFB en las farmacias evitaría irracionalidad en el uso de los medicamentos. “Desafortunadamente hasta el médico comete esa irracionalidad. No le da la importancia a lo que serían las reacciones adversas, no las reporta como debiera y por lo tanto no sabemos que le está sucediendo a la población mexicana con los efectos adversos de los medicamentos”.

Cabe mencionar que para fines internacionales, el farmacéutico es el profesional que debería estar en las farmacias. En México, la figura del farmacéutico se agotó hace muños años y cambió al nombre de QFB, comentó Cortés Álvarez.

Puntualizó que un farmacéutico no tiene la capacidad legal ni debe recetar medicamentos. Su función es dispensarlos. Sin embargo, en los medicamentos de venta libre, el farmacéutico si pueden dar una asesoría farmacéutica para que el paciente elija el medicamento que más le conviene.

            Pero a nivel internacional está surgiendo un área llamada “atención farmacéutica”, en donde este profesional le da seguimiento farmacoterapéutico a los pacientes, en colaboración con los médicos. Esto con el fin de reajustar dosis o cambiar medicamentos en beneficio del enfermo.

Guadalajara, Jal., 31 de marzo de 2010
Texto: Wendy Aceves
Fotografía: Internet
Edición de noticias: Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus