Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

No hay que alarmarse por los sismos, pero hay que estar preparados

Investigadores del CUCEI analizan el temblor ocurrido en Jalisco

Ayer por la tarde y noche, y hoy en la madrugada ocurrieron tres temblores en las costas de Jalisco. El epicentro estuvo en Cihuatlán, uno registrado ayer a las 16:39 horas, de 4.9 grados en la escala de Richter, y dos más de 5.1 grados, a las  17:58 horas del día de ayer y a la una de la mañana con cinco minutos del día de hoy, comentó el maestro David Barrera Hernández, director del Centro de Ciencias de la Tierra, adscrito al Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Respecto a la posibilidad de que ocurra algún otro sismo en los próximos días, el investigador comentó que “no podemos deducir ningún movimiento posterior a éste”. En cuanto a la relación con los temblores ocurridos en días pasados en Acapulco y en el Distrito Federal, comentó que “cada sismo tiene su epicentro, el lugar donde la energía se almacena… no podemos resentir un evento que ocurra en otro lado”.

El investigador llamó a guardar la calma. “A diario tiembla, a lo mejor no lo sentimos porque son en escala menor. Pero no hay que alarmarse, sólo estar preparados para cuando ocurra un sismo importante”.

Respecto a las especulaciones que han generado alerta, en los que se asegura que ocurrirá un sismo mayor por estas fechas y que devastará desde San Francisco, hasta Perú, comentó que “es mentira, eso no puede ocurrir, porque son epicentros que se dan en una sola región. No llega hasta acá la falla de San Andrés, porque queda mucho antes de entrar a Tijuana”.

Los factores que provocaron el sismo ocurrido el día ayer en Jalisco, explicó que se suscitaron de manera natural, como puede ocurrir en cualquier momento. “Se debe a la energía que se almacena en la brecha sísmica y llega  a su máxima expresión… como un globo que si le ponemos más aire, pues revienta. Es como si eso ocurriera bajo la tierra”. Por lo que descartó que ocurriera a alguna condición meteorológica. “El calor superficial no influye. Sí depende de grandes temperaturas, y grandes presiones en el subsuelo, pero no la temperatura ambiental. No tiene nada que ver que estemos en mayo”.

Guadalajara, Jal., 29 de mayo de 2009
Texto: Aracely Llamas
Fotografía: Internet
Edición de noticias: LCC Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus