Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Obras en Centro Histórico propician más contaminación por ozono

Las lluvias de hace unos días, fuera del temporal normal

Las altas concentraciones de ozono registradas en los últimos días en la zona metropolitana de Guadalajara durante los últimos días son normales, aunque las obras realizadas en el centro tapatío han propiciado incrementos de estas partículas durante ciertas horas del día.

 Así o informó el investigador del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), Hermes Ulises Ramírez, explicó que la utilización de cal, cemento y arena propicia que sus micropartículas queden suspendidas en el aire, y que al combinarse con los altos niveles de bióxido de nitrógeno generado por la gran cantidad de automotores y la intensa radiación solar, propicia mayor contaminación por ozono que la normal a ciertas horas.

 En rueda de prensa, el especialista explicó que desde enero de 2009 esperaban un incremento en los índices de ozono antes del temporal de lluvias, tal y como ocurre ahora. Sin embargo, estos niveles no son alarmantes si se toma en cuenta el promedio que ha sido registrado durante otros años, pues ha descendido.

 En 1996 hubo 222 días del año que registraron niveles fuera de la norma mientras que en el 2006 hubo 69 días. Son variaciones cíclicas normales las que tenemos ahora y de las que no hay que preocuparse. Lo que podemos hacer es bajar las fuentes contaminantes como los automotores, las industrias y en generar todo lo que tenga combustión.

Reiteró  que las zonas con más polución siguen siendo las del suereste de la ciudad como Miravalle, las colonias de Tlaquepaque y Tonalá, seguidas por Las Águilas y el centro de la ciudad.

Altas temperaturas son normales
El intenso calor que se han sentido en la ZMG no se deben a un fenómeno de mayor calentamiento, por el contrario, la máxima de 34.8 grados que fue registrada el pasado viernes es un grado menor a la mayor temperatura registrada durante la primavera del 2008 por la estación meteorológica de la UdeG.

 El doctor Ángel Meulenert, director del Instituto de Astronomía y Meteorología de la Universidad de Guadalajara, dijo que las altas temperaturas son normales y no corresponden al calentamiento global ni a cambios extraños como la gente cree. Estas continuarán en el mismo rango durante lo que resta de mayo y parte de junio, hasta que empiece el temporal de lluvias.

 Recomendó a la población tomar precauciones  como no hacer ejercicio cuando hay más calor y luz solar e ingerir abundantes líquidos para evitar la deshidratación y los llamados “golpes de calor”.

 Respecto a las tormentas que cayeron desde el viernes en la ciudad no significan al inicio prematuro de la época de lluvias, sino que son resultado de un fenómeno que suele ocurrir durante este mes en el que se conjugan la humedad y el calor, lo que provoca aguaceros y tormentas eléctricas.

 “Estas lluvias no inciden en las temperaturas máximas de la tarde pero sí en las que se presentan por la mañana. De cualquier manera las lluvias intensas durarán cuando mucho cuatro días y luego irán disminuyendo de manea gradual”.

 Meulenert señaló que el verdadero temporal iniciará a mediados de junio. Este año los modelos de pronóstico indican que será un temporal normal, es decir con lluvias constantes tanto vespertinas como nocturnas.

Guadalajara, Jal., 12 de mayo de 2009
Texto: Mariana González
Fotografía: Adriana González
Edición de noticias: LCC Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus