Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Región Centro Occidente heredó su cultura tradicional a la identidad mexicana

  • Realizan X Coloquio sobre el Mariachi Tradicional, en formato virtual
  • Realizan X Coloquio sobre el Mariachi Tradicional, en formato virtual
  • Realizan X Coloquio sobre el Mariachi Tradicional, en formato virtual
  • Realizan X Coloquio sobre el Mariachi Tradicional, en formato virtual
  • Realizan X Coloquio sobre el Mariachi Tradicional, en formato virtual
  • Realizan X Coloquio sobre el Mariachi Tradicional, en formato virtual
  • Realizan X Coloquio sobre el Mariachi Tradicional, en formato virtual
Realizan X Coloquio sobre el Mariachi Tradicional, en formato virtual

La cultura de la región Centro Occidente de México heredó el estereotipo del charro y el mariachi que ha permeado en el imaginario popular del país y que se ha popularizado en todo el mundo, coincidieron especialistas este martes durante el X Coloquio sobre el Mariachi Tradicional “La cultura regional y la música popular: El mariachi”, organizado por el Centro Universitario del Sur (CUSur) de la UdeG, con sede en Ciudad Guzmán.
 
El doctor Ricardo Pérez Montfort, académico de la UNAM, explicó que en el periodo pre y posrevolucionario y hasta 1945, la región Occidente se fue imponiendo paulatinamente como un referente simbólico para todo el país por los estereotipos del charro y la china poblana, además de la música regional, que se fueron popularizando como símbolo de la mexicanidad.
 
Esta construcción social tuvo que ver no sólo con la expresión cultural de la región, sino también con la relación que estados como Jalisco, Michoacán y Nayarit tenían con las esferas de poder de la Ciudad de México, además de su presencia en los contenidos educativos y, sobre todo, por la relación con los medios de comunicación masiva.
 
Explicó que en la televisión y en el cine, principal medio de comunicación por aquella época, se fue generando la idea de lo mexicano con los trajes de rancho, las fiestas de pueblo, el mariachi y el tequila con películas como Allá en el Rancho Grande o Los tres García, protagonizadas por actores como Pedro Infante y Jorge Negrete.
 
Añadió que dichos actores reproducían ese estereotipo del charro asociado con la fiesta, la ganadería, los atuendos perfectamente confeccionados y una forma de ser con tintes de machismo, un espíritu valiente y festivo “que se fueron inmiscuyendo en la construcción de un discurso nacionalista que está también impregnado en el proceso revolucionario de la primera década del siglo XX”, indicó.
 
El doctor Andrés Fábregas, miembro del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, campus Occidente, dijo que los simbolismos de esta región del país se “incrustaron” en el nacionalismo mexicano, lo que dio como resultado que el tequila se considerara la bebida nacional y el mariachi como la música mexicana, una identidad que se ha ampliado a otros países transformándola en música universal.
 
El experto en antropología explicó que esta trascendencia está relacionada con las similitudes de algunas zonas de los estados que integran la región: Jalisco, Nayarit, Michoacán, Zacatecas y Colima, donde la música es parte del proceso de formación regional, es decir, forma parte del discurso histórico.
 
El doctor Arturo Chamorro Escalante, académico del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la UdeG, resaltó que, aunque se ha impulsado el eslogan de “Jalisco es México”, en la entidad no hay una identidad única, pues tiene que ver con las diferentes configuraciones regionales, porque no es igual en los Altos que en el Norte con la comunidad wixárika, o en la costa.
 
En todas ellas la música de mariachi está presente, aunque con variaciones según la idiosincrasia y los instrumentos. De esta manera se puede ver un mariachi con tambora en municipios de los Altos de Jalisco y el Sur de Zacatecas, o un mariachi tradicional con violín, vihuela y contrabajo en los municipios con influencia de los indígenas wixárikas; mientras que en la Costa Sur se incluyen el arpa y la llamada “guitarra de golpe”, usados también en la Tierra caliente de Michoacán.
 
“Escuchando la música de esas regiones podemos pensar que no existe una sola identidad jalisciense, sino que hay diversas, pero también que las tradiciones musicales rebasan las fronteras políticas y físicas”, declaró.
 
 
Atentamente
"Piensa y Trabaja"
"Año de la Transición Energética en la Universidad de Guadalajara"
Guadalajara, Jalisco, 22 de octubre de 2020

 
Texto: Mariana González-Márquez
Fotografía: Abraham Aréchiga

Compartir en Google Plus