Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Historia

Acta de fundación de la Universidad de Guadalajara

La historia de la Universidad de Guadalajara hunde sus raíces en la época virreinal de la región occidente de México.

Tras casi cien años de gestiones ante la corona real española y con la decisiva intervención de fray Antonio Alcalde y Barriga, obispo de Guadalajara, el 18 de noviembre de 1791 se funda la Real Universidad de Guadalajara, convirtiéndose cronológicamente en la segunda de la Nueva España. La institución adopta el modelo de la Universidad de Salamanca e inicia con las cátedras de Medicina, Derecho, Teología y Filosofía.

Desde entonces, el devenir de la Universidad se encuentra relacionado con la historia de la Nación Mexicana. Así, entre 1826 y 1860, y como consecuencia de las pugnas entre gobiernos conservadores y liberales que se suscitaron luego de la Independencia, la Universidad sufre cierres y rupturas, alternando su nombre entre Instituto de Ciencias del Estado y Universidad de Guadalajara, de acuerdo al grupo en el poder.

Al llegar al siglo XX, el triunfo de la Revolución busca establecer un proyecto educativo nacionalista en el país. De esta manera, en 1914 el gobernador de Jalisco Manuel M. Diéguez funda la Escuela Preparatoria de Jalisco. Una década después, en 1925, el gobernador José Guadalupe Zuno instaura nuevamente la Universidad de Guadalajara, luego de 65 años de prolongada ausencia.

Hacia las últimas décadas del siglo XX y ante los nuevos retos que planteaba el panorama internacional, la Universidad inicia un proceso de reforma que culmina con nuevas estructuras académicas y administrativas, conformando la Red Universitaria. A partir de la creación de la Red, la Universidad expande sus servicios de la enseñanza media y superior a todo el territorio del Estado de Jalisco y fortalece su vocación científica y de difusión de la cultura.

Cruzar el umbral de la historia de la Universidad de Guadalajara significa introducirse en sus más de 200 años de acontecimientos que han impactado definitivamente el rumbo de una ciudad y del Estado de Jalisco en su conjunto. A través de sus egresados, la Universidad ha influido no sólo en los espacios académicos, sino también en los aconteceres políticos, la sanación del dolor humano, las innovaciones tecnológicas, la producción artística, el pensamiento y la práctica del derecho, la promoción de los derechos humanos y la construcción permanente de una sociedad más justa y democrática.


Referencia: Real Ledezma, Juan (2015)